¡Compartir es demostrar interés!

Tener un crédito hipotecario abre las puertas en el sistema financiero para otros productos.

La compra de una vivienda es un tema que genera interés, pues representa el sueño de una gran parte de los peruanos. Al respecto, se considera que la edad ‘ideal’ para hacer esta importante compra es aquella en la que hay una madurez financiera y estabilidad laboral, pero ¿qué pasa con aquellos jóvenes que desean volverse propietarios de un inmueble?

No se trata de una locura. Los expertos de Experian, compañía de servicios de información, consultoría y plataformas, analizan cinco razones que pueden motivar la compra de una vivienda mientras se es joven:

  • Adquieres un patrimonio: Comprar una casa o departamento se traduce en estabilidad a largo plazo. La propiedad de un inmueble funciona más como una forma de ahorro estable y consistente, y como una especie de seguro para el futuro.
  • Inviertes en tu futuro: El sueño de la mayoría de jóvenes es lograr la independencia, poder dejar la casa de sus padres y tener su propio departamento o casa. Esta es una buena opción pues el precio de los inmuebles se incrementa con el tiempo, convirtiéndose en una inversión que se rentabilizará con el paso de los años.
  • El mercado ofrece oportunidades: En el país, más del 30% de los millennials, jóvenes peruanos entre los 23 y 33 años, son parte de la Población Económicamente Activa (PEA) y viven en Lima. Para los interesados en una vivienda que forman parte de esta porción poblacional, las entidades bancarias y gubernamentales ofrecen opciones con financiamiento más flexible, como el programa de viviendas sociales, y mejores tasas de interés de créditos hipotecarios. Al cierre del 2019, según el viceministro de vivienda y urbanismo, David Ramos, éstas estaban en 7.23% (soles) y 5.70% (dólares), aproximadamente.
  • Aseguras un buen historial crediticio: Tener aprobado un crédito de vivienda y ser un ‘buen pagador’, abre las puertas para lo que se necesite en el futuro, ya sea un crédito para una maestría, tarjetas con mejores tarifas, etcétera.
  • Logro de vida: Tener una vivienda propia también responde al cumplimiento de una aspiración personal y/o familiar que puede ser considerado como el resultado tangible del esfuerzo laboral y profesional de cada quien.

Fuente: Andina

Vea publicaciones similares:

(Visited 5 times, 5 visits today)
shares