¡Compartir es demostrar interés!

Identificar tus ingresos y gastos mensuales es el primer paso.

Pedir un préstamo o crédito bancario es una gran opción que permite disponer de dinero para distintos fines como estudios, emprendimientos, vacaciones o la adquisición de un bien propio.

Para ello, es necesario contactar al banco para ver qué tipo de condiciones te puede ofrecer. En la actualidad, diversas entidades bancarias facilitan la obtención de estos a través de distintos canales, ya sea presencial, online o telefónica.

No obstante, esta decisión es un compromiso serio ya que al solicitar un préstamo debemos tener en cuenta que debe ser devuelto en un plazo determinado. 

En ese sentido, Banco Ripley, considera que es esencial que sigas una serie de recomendaciones para que logres tener tus finanzas ordenadas.

1. Analizar la situación económica

Identificar tus ingresos y gastos mensuales es algo fundamental, debes considerar que las cuotas de tus préstamos no deben suponer más del 40% de tus ingresos. Además, es importante que cumplas con tus pagos sin retrasos para mantener un buen historial crediticio.

2. Definir el motivo para solicitar un préstamo

Identifica qué es lo que quieres lograr con el préstamo y en cuánto tiempo estarías dispuesto a pagarlo. Por ejemplo, para remodelar tu casa, viajes, fines educativos, entre otros. 

3. Tasa de interés

Uno de los principales factores para solicitar un préstamo es la tasa de interés, dado que es un indicador del costo que pagarás por haber solicitado el crédito a un plazo determinado. Ésta dependerá principalmente de tu clasificación crediticia en el sistema financiero y de tu capacidad de endeudamiento. 

4. Tiempo en el que se financiará

Respecto a los plazos de financiamiento, hay que tener en cuenta que, a mayor tiempo, por lo general, los intereses serán mayores. Por ello, es recomendable que optes por plazos que, dentro de las posibilidades, sean menores.  

5. Analizar cuál es el mejor préstamo que necesitas

Es importante que revises el abanico de préstamos que tenemos y elegir el que mejor se acomode a tu necesidad. Por ejemplo, si el préstamo utiliza la línea de crédito de tu tarjeta deberás considerar que ya no contarás con este monto para futuras compras. 

Fuente: Andina

Vea publicaciones similares:

(Visited 4 times, 4 visits today)
shares