¡Compartir es demostrar interés!

Las ‘fake news’ es el concepto usado para identificar la divulgación de informaciones inexactas, tendenciosas o simplemente falsas; es decir noticias falsas. El término, popularizado por el periodista Craig Silverman de Buzzfeed, cobró amplia relevancia durante las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016, cuando una serie de historias falsas se viralizaron en aplicaciones como Facebook, Twitter y WhatsApp y que, tiempo después, la Agencia de inteligencia norteamericana determinó que estas tenían la finalidad de desorientar a la población.

Octógonos- Cuidado con el exceso de azúcar – YouTube

Realidad Noticias de Apurimac » Octógonos- Cuidado con el exceso de azúcar – YouTube.Fuente: AndinaPor si te perdiste algo de las noticias de Apurímac:SUSCRÍBETE » http://bit.ly/2KQpvTBWeb: http://www.realidad.peTwitter: https://twitter.com/paraApurimacFacebook: https://www.facebook.com/EnApurimac/Instagram: https://www.instagram.com/EnApurimac/Youtube:http://bit.ly/2KYfHajRealidad Noticias de Apurímac

Posted by Realidad Noticias de Apurimac on Sunday, June 30, 2019
Noticias de Perú

Marc Amorós, periodista español, autor del libro Fake news, la verdad de las noticias falsas ha explicado que una noticia falsa está determinada por su objetivo. La mayoría tienen como objetivo ganar dinero con ellas o influir en el pensamiento de la sociedad para hacerla virar en una línea de pensamiento particular.

Estas, sin embargo, no están limitadas a los medios informativos, están presentes prioritariamente en los medios sociales, en el ‘personal media’, como WhatsApp. “Es el canal de viralización más alto porque te invaden con informaciones que teóricamente vienen de personas de tu confianza”, asegura Raúl Castro, director de la carrera de Comunicación y Publicidad de la Universidad Científica del Sur.  

Según un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) las noticias falsas tienen hasta un 70% más de posibilidades de ser retuiteadas que las verdaderas. Esto se debe, en gran medida, a que este tipo de información utiliza las interacciones en las redes sociales y los algoritmos para alcanzar sectores ideológicos concretos.

LA AMENAZA A LA DEMOCRACIA
¿Puede la democracia sobrevivir en un entorno informativo donde no se confunden las noticias verdaderas de las falsas? James R. Hollyer, B. Peter Rosendorff y James Raymond Vreeland, autores del libro Información, democracia y autocracia lo dudan.

“Nuestro libro muestra que es suficiente que los votantes estén mal informados para que cometan errores en las urnas. Esto lleva a la elección de gobiernos incompetentes, y tal vez corruptos o autosuficientes. Esto es importante puesto que tales resultados en las urnas reducen la confianza pública en la democracia y generan apoyo para las fuerzas antidemocráticas emergentes”, han asegurado recientemente en el Washington Post.

“Las fake news nos llevan sin duda hacia un mundo cada vez más dividido y fragmentado: reforzando nuestros instintos más básicos a base de bulos (mentiras) virales que aumentan la intransigencia y la hostilidad, afectan a los fundamentos de las sociedades democráticas, uno de los cuales es que los ciudadanos estén bien informados”, aseguran Carolina Pina, socia del departamento de Propiedad Industrial e Intelectual de Garrigues, y Sonia Franco, directora de Comunicación y Marketing en una columna para Pacto Mundial Red Española.

Esta situación es una amenaza para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, que tienen como meta lograr instituciones eficaces y transparentes que rindan cuentas y garanticen el acceso público a la información y las libertades fundamentales.

Según el Eurobarómetro, el 83% de los europeos, por ejemplo, cree que las noticias falsas son una amenaza para la democracia.

EL MOMENTO DONDE ABUNDAN
Raúl Castro, de la Universidad Científica del Sur, precisa que en escenarios de alta polarización como elecciones o referendos es cuando más abundan las ‘fake news’ y el rol periodístico debe contar mayores protocolos de rigor éticos. “Es fundamental que un medio de comunicación tenga criterios de ‘fact cheking’ transversales a toda su producción periodística. Esto no solo es importante para ver casos o reportajes grandes. Hoy en día este trabajo debe ser parte del ABC del periodista, es algo que debe estar en sus habilidades y aptitudes de forma intensiva”, aseguró.   

Esto es crucial debido a que el concepto de ‘fake news’ también está siendo utilizado por políticos para desacreditar a sus críticos. El caso más sonado es del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien en su cuenta de Twitter escribió en 2017 que los medios como The New York Times o CBS eran “medios de noticias falsas” y, por tanto, actuaban como enemigos del pueblo norteamericano.

“Es una situación peligrosa y preocupante que gobiernos o individuos simplemente tilden algo como ‘noticias falsas’ si no les gusta, en vez de ofrecer evidencia o pronunciarse sobre alguna aseveración en específico”, ha señalado al respecto Eileen Murphy, la portavoz de The New York Times.

Fuente: El Comercio

Vea publicaciones similares:

(Visited 22 times, 4 visits today)

Leave a Comment

shares