Close

Chupe de camarones: manjar arequipeño es una de las 50 mejores sopas del mundo

Delicioso y contundente potaje fue seleccionado por prestigiosa revista internacional de viajes culinarios Taste At

La gastronomía peruana sigue conquistando paladares y reconocimientos en el mundo. Esta vez, la prestigiosa revista internacional de viajes culinarios Taste Atlas incluyó al suculento y contundente Chupe de camarones entre las 50 mejores sopas del planeta, siendo el segundo representante sudamericano en esta selecta lista de potajes considerados formidables.

Sobre el Chupe de camarones, embajador de la cocina tradicional arequipeña, la publicación Taste Atlas afirma: “El chupe de camarones es una popular sopa de camarones (o gambas) peruana con una larga e inusual historia. La sopa se prepara, generalmente, con caldo de pescado, camarones frescos, cebollas, huevos, leche, queso, ajo y papas amarillas, mientras que el arroz, los frijoles, las zanahorias y los guisantes se usan con frecuencia, pero no siempre”.

Agrega que “el plato se sirve tradicionalmente en platos o recipientes hondos y se adorna con perejil. En los últimos años, los historiadores de la comida han revelado que el chupe de camarones en realidad evolucionó a partir de un guiso espeso arequipeño hecho con papas, carne de llama y hierbas. El plato se llamaba chuwa misa (cuenco hondo) y se preparaba antes del siglo XVI”.

“Después de la conquista española, los lugareños comenzaron a pescar camarones, preparando cebiche de camarones y camarones salteados en el proceso. Los españoles trajeron algunos ingredientes nuevos a la región, como la leche y el queso, y los agregaron al salteado de camarones, dando como resultado la creación del chupe de camarones”, finaliza la reseña de Taste Atlas.

Para esta selección, en la que figuran también sopas de países como Japón, Tailandia, Vietnam, Polonia, Grecia, Turquía, Francia, República Checa, Hungría, Austria, Noruega, Escocia, Ecuador y México (los únicos latinoamericanos junto con Perú), entre otros, Taste Atlas recopila recetas auténticas, reseñas de críticos gastronómicos y artículos de investigación sobre ingredientes y platos populares.

Este reconocimiento internacional que recibe el Chupe de camarones se suma al obtenido en enero de 2022 cuando ingresó en la selección de las veinte mejores sopas del mundo elaborada por CNN en Español.

Estandarte de la cocina arequipeña

Aunque se sirve como plato principal, en realidad el chupe de camarones es una sustanciosa sopa ancestral que proviene de tiempos preincas y que ha evolucionado con el tiempo.

Tiene como insumo estelar a los grandes camarones que se pescan en los caudalosos ríos que surcan los valles arequipeños, los cuales se mezclan armoniosamente con papas, choclos, habas, arvejas, zanahoria, integrados con un aderezo a base de ajos, cebolla, tomate y aceite. A la preparación se le agrega leche, huevos escalfados y queso en trozos.

Esta exquisitez de la cocina arequipeña cautiva a todo aquel que lo prueba y traslada los sentidos a la bella región del sur peruano. El Chupe de camarones es un potaje infaltable en todas las picanterías arequipeñas, restaurantes en general y en los hogares de este departamento, siendo motivo de orgullo e identidad cultural que trasciende a Arequipa y representa al Perú entero ante los paladares del mundo.

El Chupe de camarones forma parte de una extensa lista de irresistibles potajes arequipeños entre los que destacan el rocoto relleno, el solterito, el adobo, la ocopa, el pastel de papas, caldo blanco, malaya frita, cuy chactado, buñuelos, queso helado, entre otros.

Estos célebres potajes, que surgieron de un mestizaje enriquecedor que fusionó conocimientos y técnicas ancestrales prehispánicos y aportes de otros continentes, le han valido a la Ciudad Blanca el reconocimiento de la Unesco, en 2019, como miembro de la Red mundial de Ciudades Creativas en Gastronomía.

Santuarios del saber y del sabor

La originalidad de la culinaria arequipeña trasciende al tiempo gracias, principalmente, a sus picanterías, auténticos santuarios del sabor y del saber que conservan el ADN de esta gastronomía regional, manteniendo incólumes las tradiciones que expresan las recetas heredadas de generación en generación.

Son famosas las picanterías arequipeñas de Yanahuara, Sachaca, Tiabaya y Cerro Colorado, como “La Lucila”, “La Palomino”, “Tradición Arequipeña” y “Sol de Mayo”, donde el comensal puede percibir los encantadores aromas y degustar con deleite celestial los sabores que brindan potajes como los ya mencionados y muchos otros que brotan de los fogones donde aún se cocina con leña, una fuente de calor natural que intensifica el aroma y sabor de los insumos en las comidas.

En abril de 2014, el Ministerio de Cultura declaró Patrimonio Cultural de la Nación a las picanterías de Arequipa.

scroll to top