Close

Recoger tus desechos después de comer, no es un favor, es educación

Es hora de dejar una buena impresión y demostrar que en casa fuiste criado con valores.

A menudo se habla de la importancia de la buena educación y los valores. Sin embargo, ¿qué tan educado eres en realidad?. Esto puede medirse de distintas maneras, una de ellas es siendo capaz de recoger tu propia bandeja después de haber terminado de comer, pero no solo en casa, sino también cuando optas por comer en la calle.

Si bien es cierto, no tienes que recoger los platos cuando estés en un restaurante ya que, sin duda, puede parecer un poco extraño si te ven queriendo ingresar a la cocina con los platos sucios. Además, este tipo de establecimientos cuenta con un personal especial que se dedica a este trabajo, es decir, meseros.

No obstante, en lugares como las ferias de comida o en el patio de comidas de un centro comercial no existe tal servicio, en su lugar, existe personal de mantenimiento que se encarga de hacer que el lugar se vea lo suficientemente limpio mientras que los comensales van y vienen.

Recordarás la típica frase de los padres «tú no tienes sirvientes» cada vez que te levantabas de la mesa dejando los platos, pues es de muy mala educación. Entonces, algo debimos haber aprendido.

Es hora de dejar una buena impresión y demostrar que en casa fuiste criado con valores. Por lo tanto, la próxima vez que comas en algún lugar, recoge tu desechos y bótalos a la basura. No esperes que nadie lo haga por ti, da el ejemplo y recuerda que la educación es la base para una mejor sociedad.

Fuente: Caretas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top