Close

Mandaron al tacho de la basura a la vacuna Pfizer

Vizcarristas y morados también impidieron la Sputnik, para favorecer compra de Sinopharm.



Mientras negociaban con empresarios de China para ser inmunizados contra la covid-19, altos funcionarios del gobierno de Martín Vizcarra obstaculizaron sistemáticamente los trámites para adquirir millones de vacunas de Estados Unidos y Rusia. Así lo confirman diversos documentos de negociaciones del año pasado, así como varios pedidos oficiales.

El 15 de julio, Pilar Mazzetti asumió las riendas del Ministerio de Salud, y días después se le unió Luis Suárez como viceministro. Ellos aparecen en el Pliego de Condiciones Vinculantes que se elaboró ese mismo mes con representantes de Pzifer y BioNTech, las cuales no se cumplieron de la parte peruana, impidiendo que casi diez millones de dosis lleguen a nuestro territorio.

“MdS (Ministerio de Salud) realizará un pedido vinculante de 9’900,000 dosis de la vacuna”, se lee, y se especifica que el pedido debe hacerse -a más tardar- el 31 de diciembre.

Las fechas son importante en este caso: el Acuerdo de confidencialidad debía hacerse el 29 de julio, pero tenían treinta días para el acuerdo definitivo. El adelanto implicaba 19 millones de dólares (parte de los US$ 180’800,000 totales), pero esto no se hizo, y nos quedamos sin el producto biológico de Pfizer que ya hubiera salvado vidas hace meses.

“Descongelarse el mismo día de su aplicación y conservarse entre 2 y 8 grados”, se agregaba, en una lista de condiciones vigentes hasta el 17 de septiembre. Como se ve, el costo por cada dosis era de 11.9 dólares.

La agencia de noticias europea Deutsche Welle informó que la vacuna de la alianza Pfizer-BioNtech tuvo un precio de entre 15 y 17 euros para países europeos, y alrededor de US$ 19 en Estados Unidos. El Perú la hubiera adquirido a mucho menos, claro que sin contar conceptos logísticos.

200 VECES MÁS

Estas pruebas fueron presentadas inicialmente por el programa ‘Beto a saber’ de Willax. De este modo, lo que ahora el régimen de Francisco Sagasti aplaude por solo cincuenta mil dosis, debió llegar antes y en un volumen casi 200 veces mayor.

¿Qué había pasado en septiembre? Vizcarra y Mazzetti ya habían acordado ser inoculados por el médico Germán Málaga, quien ya manejaba numerosas vacunas de Sinopharm. Es decir, ya las principales autoridades que debían definir la inversión millonaria para salvar miles de vidas y evitar más pérdidas millonarias por la cuarentena y el distanciamiento social, salvaban su pellejo y ocultaban su conducta inmoral a todos los peruanos.

A esto se suman los cuestionados funcionarios de Cancillería, así como “invitados” en los ensayos clínicos, entre los cuales estuvo personal técnico -como el mencionado Málaga- que debía evaluar si convenía o no aplicar el producto chino.

“En la quinta reunión de la Comisión Multisectorial para acceder a las vacunas, se confirmó que varias autoridades peruanas accedieron a ser vacunadas”, señala un documento del 1 de septiembre, firmado por Jorge Jarama, sujeto beneficiado en el Vacunagate, al igual que la excanciller Elizabeth Astete.

Esta información ya obra en la Comisión de Fiscalización del Congreso. Si bien su presidente, Édgar Alarcón, aún no la publica, se supo que se habría pagado en exceso a los chinos, incluyendo conceptos de transporte, seguro y desaduanaje a los veinte dólares que se pagaría por cada dosis.

Las dosis asiáticas son fruto de una coordinación entre China National Biotec Group Company Limited CNBG, China National Pharmaceutical Group CO Ltd (Beijing), el Beijing Institute of Biological Products, y Sinopharm International Hong Kong Limited (propiedad de China National Pharmaceutical Group Hong Kong).



INTERMEDIARIOS

Al ser tantas razones sociales nombradas en el contrato, se está pidiendo que la premier Violeta Bermúdez aclare cuál es proveedor, vendedor y comprador, para definir si ha habido un incremento de precio por intermediarios.

A esto se suma que el contrato no tendría fecha oficial, pero el pago de varios millones de dólares se realizó antes de que la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) autorizara el registro sanitario.

No solo se impidió que el Perú tuviera una alternativa más barata e inmediata para salir de la crisis sanitaria y económica, sino también a la Sputnik-V, elaborada a fines del año pasado por la Federación Rusa.

“Desde noviembre y diciembre del año pasado hemos estado solicitando el registro de importación para productos biológicos. Hubo diversas observaciones de Digemid, pero ayer tuvimos una última, y hoy ya la droguería la ha subsanado. Ahora vamos por el Registro de Producto Biológico y por el Registro Sanitario Condicional”, declaró a EXPRESOClaudio Iturrizaga, asociado principal del Estudio Flint Abogados, quienes son los asesores legales de la Droguería G&P Pharmax.

Esta empresa se ha contactado con Michel Ciccia y otros inversionistas peruanos, quienes urgen de la vacuna, para que sus empleados puedan inmunizarse y trabajar sin problemas, a fin de reflotar sus ingresos. G & P Pharmax está autorizado a traer productos médicos, pero específicamente para la vacuna Sputnik-V, fabricada en el Laboratorio Gamaleya, y están tramitando todos los detalles.

“El Fondo de Inversión de Rusia envió documentos a Perú para el ofrecimiento respectivo. No hay problema en dotar al sector privado, porque tenemos una disponibilidad de un millón de dosis semanales para el Perú, las cuales servirían para vacunar a medio millón de personas en ese periodo. A Sinopharm le dieron la autorización de un día para otro, prácticamente, por lo cual no entendemos por qué deberían demorar con nosotros”, acotó el letrado.

HABLA DIGEMID

En cumplimiento del Decreto Supremo 02-2021, el Laboratorio Gamaleya no negocia directamente, sino a través de Fondo de Inversión de Rusia. Este ha asegurado que su producto solo necesita una cadena de frío de entre dos y ocho grados centígrados bajo cero, con lo cual se evitan mayores gastos logísticos.

Al respecto, Carmen Ponce, flamante directora de Digemid, se presentó ante la Comisión Especial de Seguimiento a Emergencias y Gestión de Riesgo de Desastres Covid-19, en el Congreso. Allí informó de que se maneja un ‘rolling review’ (informaciones robustas) para dar luz verde a la vacuna Sputnik V y a la de Janssen (del conglomerado Johnson & Johnson).

Si bien las 50,000 dosis de Pfizer que llegarán por negociaciones del actual gobierno sirven de algo, y se ha prometido que vendrán millones cada mes, ni la Presidencia del Consejo de Ministros ni el Ministerio de Salud han elaborado aún un cronograma, siquiera sectorial, para aplicarlas al personal y a ciudadanos que estarían comprendidos en la Fase 2.

Otra es la historia de los destapes del programa ‘Beto a saber’. “¿Cómo puede el presidente Francisco Sagasti decir que no hay intermediarios cuando por lo menos hay dos?”, se preguntó el periodista Beto Ortiz al mostrar el contrato con el laboratorio Sinopharm.

Palacio de Gobierno insiste en su prédica contra la compra privada de los inoculantes, sobre la base de que no se puede negociar con intermediarios por acuerdo con los grandes laboratorios. Los defensores del Gobierno afirman que Sinopharm International Hong Kong Limited es una filial de propiedad de China National Pharmaceutical Group Co Ltd., que es la accionista indirecta más importante de empresas de comercio público del grupo estatal chino Sinopharm.

CENSURA

Por su parte, el abogado Enrique Ghersi también insiste que el Gobierno ha mentido con que las negociaciones han sido de gobierno a gobierno en los dos casos –Sinopharm y Pfitzer-, y de paso le ha dado ‘largonas’ a la vacuna rusa.

“El Presidente está poniendo en evidencia que el único derecho que tenemos es a la muerte, esto es causal suficiente para que Congreso censure al señor Sagasti. Él es presidente de la República en tanto es presidente del Congreso, él no necesita ser vacado, basta con que la representación nacional lo censure y se acabó. Es decir puede ser censurado por su clasismo ideológico”, reclamó.



OPTIMISTA

El presidente Francisco Sagasti afirma que el Perú ha asegurado 48 millones de vacunas contra la covid-19 hasta finales de año, después de la llegada del primer lote de 50 mil dosis de Pfizer/BioNTech.

EMPLAZAMIENTO

El presidente de la Comisión de Fiscalización, Édgar Alarcón, anuncia que ya tiene información (parcial) del contrato con Sinopharm, razón por la cual ha otorgado un plazo de tres días para que la Presidencia del Consejo de Ministros remita un informe detallado del contenido de dicho contrato.

500 MILLONES

Russian Direct Investment Fund (RDIF) ha reiterado que hasta 50 países han expresado interés en la vacuna rusa Sputnik-V y ha subrayado que están en capacidad de producir hasta 500 millones de dosis. La Universidad de Duke recoge que el fondo ruso cuenta con encargos conocidos por 262 millones de dosis (100 millones de India), según un suplemento de El País de España.

POR: CÉSAR ROJAS

Fuente: Diario Expreso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top
Hola! Nos gustaría mostrarle notificaciones de las últimas noticias y actualizaciones.
Dismiss
Allow Notifications