Close

Concytec y Banco Mundial: impulsan investigaciones en regiones para conservar la naturaleza

Con esto se busca minimizar y controlar los posibles impactos adversos al medio ambiente e implementar cuidados a la salud pública en términos de seguridad y bioseguridad, así como identificar y promover buenas prácticas y procesos limpios orientados a la reducción de emisiones y desechos, uso sostenible de recursos naturales y energéticos, economía circular y reducción de la pobreza a través de emprendimientos.


Articula a distintos actores entre Universidades, Institutos de Investigación, CITES, empresas tecnológicas y Pymes.

El Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec), en convenio con el Banco Mundial, viene trabajando desde el 2017 en la implementación de proyectos e iniciativas que contribuyen al cuidado y conservación del medio ambiente, así como al desarrollo sostenible.

El Proyecto Concytec-Banco Mundial viene financiando a lo largo del país proyectos que promueven, a través de la investigación aplicada, la recuperación de áreas forestales; la conservación y aprovechamiento de bosques; la propagación, industrialización y captura de carbono; el control de la tala y quema indiscriminada; el control de glaciares; la descontaminación eficiente del agua; la revalorización de cultivos; el aprovechamiento de residuos sólidos; el uso de materiales reciclados; generación de productos ecológicos, entre otros. 

Asimismo, y como parte de la generación de políticas públicas con responsabilidad ambiental y social, se realiza la implementación del Marco de Gestión ambiental y Social (MGAS), que articula a distintos actores entre Universidades, Institutos de Investigación, CITES, empresas tecnológicas Pymes y asociaciones de los grupos interesados en las áreas de influencia directa e indirecta, para incorporar las dimensiones ambientales y sociales en sus actividades. 

Con esto se busca minimizar y controlar los posibles impactos adversos al medio ambiente e implementar cuidados a la salud pública en términos de seguridad y bioseguridad, así como identificar y promover buenas prácticas y procesos limpios orientados a la reducción de emisiones y desechosuso sostenible de recursos naturales y energéticos, economía circular y reducción de la pobreza a través de emprendimientos, planes de negocios y revalorización del patrimonio natural y cultural de los pueblos.
Esta intervención se apoya en la normatividad nacional vigente sobre 

salvaguardas ambientales y sociales, asegurando que las actividades financiadas por el Concytec y el Banco Mundial se realicen en marco del desarrollo sostenible, promoviendo una cultura de cuidado y conservación del medio ambiente para las generaciones futuras.


Proyectos en regiones

Entre los proyectos subvencionados está el del Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP) que viene generando tecnologías aplicadas a tres especies de bambú nativo, para mejorar su propagación vegetativa y potenciar sus propiedades físico-mecánicas, así como su capacidad de secado y de captura de carbono, en Ucayali. En Madre de Dios, trabaja en la recuperación de áreas forestales degradadas por la minería aurífera. 

Por su parte, el Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña (Inaigem) elabora la evaluación y estimación de la distribución espacio temporal de permafrost, o capa de suelo, a nivel nacional como potencial de reserva hídrica; y realiza el estudio sobre el aporte social, económico y ambiental en la conservación y pérdida de la biodiversidad marina-lacustre por el retroceso glaciar.

En tanto, la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco (UNSAC) apunta su investigación al control de la tala y quema indiscriminada de bosques en la Zona de Amortiguamiento del Manu, mejorando los principales cultivos agrícolas de la zona e implementando cultivos complementarios (biohuertos) en las poblaciones de Mansilla, Santa Cruz e Itahuania (zona de amortiguamiento del Parque Nacional del Manu) con un adecuado manejo agronómico.

La Universidad Nacional José María Arguedas, en Apurímac

investiga la mitigación de degradación de los pastos naturales altoandinos aplicando técnicas ecológicas como la clausura al pastoreo, el abonamiento y la revegetación con especies herbáceas deseables y arbustos nativos para la recuperación de la florística, la estabilidad del suelo y la integridad biótica. 

De igual manera, y junto al CITE Agroindustrial de Moquegua, lleva a cabo una investigación que consiste en la elaboración de empaques biodegradables con celulosa extraída de los residuos de cáscara de tuna y corona de piña; proyecto que no sólo contribuirá al cuidado del medio ambiente, sino que permitirá a su vez mejorar las oportunidades de negocio y competitividad de los productores de tuna y piña de la región.

La Universidad de Ingeniería y Tecnología, por su parte, trabaja en la determinación de las propiedades mecánicas y la durabilidad de paneles de fibrocemento fabricados con fibras de Ichu como refuerzo y cenizas de Ichu como adición, para su aplicación en interiores.

Y  la Pontificia Universidad Católica del Perú, desarrolla una tecnología que se pueda aplicar a los desechos forestales de Madre de Dios para obtener grafeno de calidad similar al grafeno comercial disponible actualmente en el mercado. Entre otros.

Es importante destacar que el Proyecto Concytec-Banco Mundial está comprometido a seguir promoviendo el desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación en favor del respeto a la biodiversidad, del cuidado y conservación del medio ambiente, así como del desarrollo sostenible.

(FIN) NDP/LZDJRA

Fuente: Agencia Andina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top
Hola! Nos gustaría mostrarle notificaciones de las últimas noticias y actualizaciones.
Dismiss
Allow Notifications