Close

La Leche de Almendras es responsable de la muerte de miles de millones de Abejas

Los años 2010 fue la década que marcó el aumento del consumo de la leche de almendras como una alternativa a la leche de vaca, pero resulta que este sustituto vegano bajo en calorías no es tan intrínsecamente bueno como parece.

Según un informe de investigación de The Guardian, las crecientes demandas de la industria de la almendra de California (Estados Unidos) están ejerciendo una presión increíble sobre las colmenas utilizadas para polinizar sus huertos, lo que resulta en la muerte de miles de millones de abejas.

Dennis Arp, un apicultor comercial, obtiene la mitad de sus ingresos alquilando sus colmenas para polinizar las almendras. Ahora, sin embargo, está perdiendo más del 3% de sus abejas cada año.

Una encuesta de apicultores comerciales se descubrió que 50 mil millones de abejas fueron asesinadas durante el invierno de 2018-19, es decir, más de un tercio de las colonias de abejas comerciales de EE. UU.

Esta tasa de mortalidad se debe en parte a la naturaleza de los huertos de almendros: son monocultivos y carecen de la diversidad que las abejas necesitan para mantenerse saludables, y al hecho de que las abejas deben despertarse de su latencia invernal antes de lo habitual para comenzar la polinización de almendras. Pero el mayor culpable es la cantidad de pesticidas utilizados en las almendras y la alta concentración de abejas durante la polinización en el almendro, lo que facilita la propagación de enfermedades entre ellos.

“Las abejas están expuestas a todo tipo de enfermedades en California”, dijo Arp. “Puede haber cientos de miles de colmenas de múltiples apicultores en un área de preparación. Es como dejar que tus abejas entren en un bar de solteros y luego tengan relaciones sexuales sin protección”.

Para darse una idea del crecimiento del consumo de esta leche, tan solo en Estados Unidos creció un 250% en los últimos cinco años.

Las abejas son muy importantes, se encargan de polinizar alrededor del 80% de las flores silvestres, por lo que debemos cuidarlas. Por esta razón, la ciudad holandesa de Utrecht decidió convertir las paradas de autobús en pequeños refugios para abejas.

Las “paradas de abejas” son básicamente paradas de autobús estándar con césped y flores silvestres en la parte superior para fomentar la polinización.

Es importante porque gracias a las abejas tenemos alimentos como la manzana, la pera, el café y la vainilla. Las 320 paradas también ayudan a capturar el polvo fino y almacenar el agua de lluvia. Además de los techos verdes, todos están equipados con luces LED de bajo consumo y bancos de bambú.

Fuente: Intriper

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top