Close

Muere Charlotte Figi, la niña de 13 años que inspiró un aceite de cannabis medicinal contra las convulsiones

Charlotte recibió tratamiento en la planta asignada para los contagios con covid-19 y recibió los cuidados que corresponden a los protocolos médicos activados, señaló su madre.

Su madre ha explicado que a pesar de que la niña no dio positivo por coronavirus, los médicos la trataron como un «posible caso de covid-19».

Charlotte Figi, la joven cuya lucha contra un severo tipo de epilepsia inspiró cambios sobre el uso terapeútico del cannabis, ha fallecido este martes en Colorado (EE.UU.). La joven de 13 años, sufría de síndrome de Dravet, una forma de epilepsia que le generaba cientos de convulsiones por día y le fue diagnosticada a los pocos meses de vida.

«Charlotte ya no sufre. Está libre de convulsiones para siempre. Gracias por todo su amor», escribió en Facebook la madre de Charlotte, Paige Figi.

La progenitora explicó en la red social que su familia ha estado enferma cerca de un mes, desde principios de marzo, pero que no habían encajado inicialmente en «todos los parámetros del test para el covid-19». Por lo que se les dijo que se autotrataran en casa a no ser que los síntomas empeoraran.

El estado de la adolescente se deterioró y por eso fue ingresada el 3 de abril en la unidad pediátrica de cuidados intensivos del Hospital Infantil de Colorado Springs. Charlotte recibió tratamiento en la planta asignada para los contagios con covid-19 y recibió los cuidados que corresponden a los protocolos médicos activados, señaló su madre. El mismo 3 de abril los resultados de la prueba para covid-19 que se le practicó dieron negativo, por lo que recibió el alta el 5 de abril cuando aparentemente empezó a mejorar.

Charlotte tuvo una convulsión por la mañana el 7 de abril que le provocó fallo respiratorio y paro cardíaco, por lo que volvió a ser ingresada en la unidad pediátrica de cuidados intensivos. «Debido al historial de más de un mes de dolencia de nuestra familia, y a pesar del resultado negativo del test, fue tratada como un posible caso de covid-19», afirmó Figi.

Cannabis terapéutico

Figi a los cinco años no podía caminar y estaba obligada a usar silla de ruedas. Los tratamientos farmacéuticos no le hacían efecto, por eso su madre se contactó con los hermanos Staney, quienes desarrollaron una cepa de cannabis rica en cannabidiol (CBD) y baja en la molécula psicoactiva tetrahidrocannabinol (THC). La niña  comenzó a ser tratada con un aceite de marihuana medicinal que se transformaría en el más utilizado en el mundo contra las convulsiones y fue bautizado como ‘Charlotte’s Web’.

Gracias al uso de este aceite, las convulsiones se redujeron de tal manera que los padres decidieron abandonar las medicinas recetadas por los médicos, que no eran eficaces. Con el aceite Charlotte empezó a caminar y a alimentarse por sus propios medios.

RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top