Close

Comando Especial VRAEM y PNP desocuparon planta de bombeo de Camisea

Durante el operativo no se registraron heridos por armas de fuego

Un contingente de fuerzas integradas de la 33 Brigada de Infantería del Comando Especial VRAEM y de la Policía Nacional del Perú desocuparon hoy la planta compresora de gas TGP (KP–127) que permanecía tomada ilegalmente por más de un centenar de personas desde hace doce días.

Mediante un comunicado, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (FFAA) informó que el operativo se realizó a las 05.14 horas.

Indicó que pese a la actitud hostil mostrada por los manifestantes, las fuerzas del orden lograron controlar la situación sin que se haya registrado daños en el personal civil, militar o policial, así como tampoco en la sensible infraestructura de este activo crítico, ubicado en Kumpirishiato, La Convención, Cusco.

“Según ha confirmado la Dirección Regional del Cusco se registraron dos policontusos leves que fueron atendidos en el centro de salud de Kepashiato, los mismos que ya fueron dados de alta. En ese sentido, queda absolutamente descartado que existan personas heridas por arma de fuego”, precisa el comunicado.

Las FFAA invocan a la ciudadanía a no dar crédito a versiones malintencionadas que tienen como objetivo azuzar la violencia en la zona y reiteran su compromiso de continuar trabajando en apego a las normas que regulan el uso de la fuerza y con respeto irrestricto de los derechos humanos.

El pasado 13 de diciembre, alrededor de 100 personas ingresaron a la planta de bombeo de gas de Camisea, ubicada en la localidad de Kepashiato, del distrito de Kumpirushiato, ubicado en la provincia cusqueña de La Convención, y solicitaron parar las operaciones.

El grupo de personas llegó hasta las instalaciones de su planta compresora Kámani tras forzar los accesos, poniendo en riesgo la seguridad e integridad del personal.

La planta compresora es una instalación industrial en la que circulan hidrocarburos a alta presión y que cualquier atentado a esta infraestructura puede poner en grave riesgo la integridad del personal y de los manifestantes, tal como se informó en su momento.

scroll to top