Close

Mazzetti: Perú tiene por primera vez una Política Nacional Multisectorial de Salud

Titular del Ministerio de Salud sustentó en el Congreso el presupuesto de su sector para el 2021.


El Perú cuenta por primera vez con una Política Nacional Multisectorial de Salud –aprobada en la etapa más dura de la pandemia– que conjuga el trabajo de once carteras y que demandó dos años de coordinaciones intensas, destacó hoy la titular del Ministerio de Salud (Minsa), Pilar Mazzetti Soler.

Al sustentar el presupuesto del sector Salud para 2021 en el Congreso de la República, la ministra resaltó que el Perú es uno de los pocos países de América que aplica una política multisectorial en esta materia.

A pesar de la pandemia y los cambios de autoridades, se logró aprobar esta política, que contempla objetivos complejos –como los de la OCDE, la OMS y los Objetivos de Desarrollo Sustentable al 2030– y que es resultado de un esfuerzo de concertación en espacios como el Acuerdo Nacional, explicó.

Mazzetti afirmó también que la integridad y la lucha contra la corrupción son prioridades de los peruanos, igual que el fortalecimiento institucional para garantizar la gobernabilidad, sin la cual no es posible avanzar. 

Todos los peruanos queremos el desarrollo social y el bienestar de la población con una descentralización que sea efectiva y que permita construir y unirnos como país, agregó.


Para el diseño de esta política multisectorial, se tomó en cuenta aspectos como los años que perdemos los peruanos –generación tras generación– por causas que podrían evitarse y que están relacionadas con nuestras condiciones de vida y comportamientos y con los cuidados de salud, que pueden ser insuficientes. 

“Todo ello nos permite tener idea clara de una política multisectorial que facilita la articulación entre todos los sectores y permite abordar los determinantes de la salud”, comentó la ministra. 

Explicó que en esta intervención articulada del Estado sobre las condiciones de vida de la población participan sectores como Educación, Interior, Transportes y Comunicaciones, Cultura, Defensa, Justicia, Desarrollo e Inclusión Social, Ambiente y otros.

Con todos ellos se reflexionó en torno a vivienda adecuada, medio ambiente, agua segura, alimentación saludable y otros temas, para llegar al concepto de una salud ‘de extensión universal’, entendida como cuidado integral a lo largo de las diversas etapas de la vida,desde un enfoque de la salud como derecho humano.

Sin embargo, nada de esto será posible si en el concepto de unificación no se piensa en redes integradas de salud que convoquen a Essalud, las sanidades de las Fuerzas Armadas y Policiales, así como a los establecimientos privados, junto con el Minsa y las regiones, observó Mazzetti.


Recursos para el sector

En relación con el presupuesto de su cartera, refirió que habitualmente los recursos de la función salud son compartidos entre las regiones y el sector Salud. 

En ese sentido, dijo que entre el presupuesto asignado en 2019 y el que corresponde al año 2021 hay, en términos generales, una evolución, pues aumentará de 9,546 millones de soles (el año pasado) a 10,538 millones.

La diferencia se encuentra en las regiones, pero esta variación de casi 1,000 millones es un incremento significativo que está distribuido entre diversos pliegos, como el propio Ministerio de Salud, el Instituto Nacional de Salud, la Superintendencia Nacional de Salud, el Seguro Integral de Salud y el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas, precisó.

Formas de trabajo

Mazzetti adelantó que, por motivo del covid-19, los programas presupuestales del sector sufrirán un reajuste, aunque todo ello está confrontado con el hecho concreto de que la pandemia –en medio del desastre que significa para el Perú– también implicó un cambio en las formas de trabajo en el sector.

“Ahora estamos llegando a la población de maneras diferentes. En el ámbito rural, todavía se mantiene la forma clásica, pero a la población que se encuentra en lugares con mayor acceso a teléfonos o medios informáticos, estamos llegando a través de la telesalud”, manifestó. 


Al respecto, resaltó que la modalidad de telesalud representó, a la fecha, 11 millones de intervenciones e interacciones con los ciudadanos para atender consultas, interconsultas, juntas médicas, apoyo al diagnóstico, orientaciones y otros servicios similares. 

Para graficar la importancia que el Minsa le da al primer nivel de atención en salud, dijo que los Centros de Salud Mental Comunitarios ahora cuentan con siquiatras, sicólogos y otros profesionales que habitualmente están en el tercer nivel. 

Ello es una clara demostración de que el enfoque de reforzar el primer nivel con algunas especialidades es válido, puntualizó la ministra. 

Estrategias para el 2021

Al tocar el tema de las estrategias sectoriales para el próximo año, Mazzetti reconoció que no será un año fácil. Dijo que habrá que reorganizarse para hacer, por ejemplo, tamizajes de cáncer de cuello uterino, lo que requiere contacto interpersonal e implica riesgo para el personal de salud y el paciente.

La titular del Minsa adelantó que se aprovechará los primeros meses del año para cumplir con esta práctica de reconocimiento de la salud de las mujeres, ya que ese tipo de cáncer es una de las principales causas de muerte en el Perú.

Mencionó también que se reformulará la atención prehospitalaria en los servicios de emergencias y urgencias. 

Al respecto, destacó que se está fortaleciendo el Servicio de Atención Móvil de Urgencias (SAMU), que pasó de 15 a 39 puntos de atención. Además, mejoró su capacidad de recibir llamadas de los usuarios –uno de los problemas en el pico de la pandemia– lo que será muy importante si se presentara una segunda ola de covid-19.


En relación con el número de atenciones por coronavirus proyectado hasta junio (370,551), dijo que en una situación de pandemia no se puede evaluar más allá, pues podría no haber mayor incremento de contagios, mantenerse el descenso lento, aumentar lentamente la positividad o darse una segunda ola.  

Mazzetti dijo que aún con un incremento de presupuesto para su sector, es consciente de las dificultades económicas del país y la necesidad de apelar al endeudamiento, por lo que comprometió el trabajo del Minsa –y de cada uno de sus pliegos– para estar a la altura de las circunstancias.

Informó también que, antes de la reciente crisis política, ya se habían programado reuniones macrorregionales para los temas de salud. 

El manejo de la salud se hará por medio de las macrorregiones, lo que será fundamental porque nos prepara para el momento en que, como país, tengamos que desarrollar una estrategia de vacunación contra el covid-19, aseguró la ministra.

Fuente: Agencia Andina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top