Close

Retorno humanitario a regiones tiene que ser «articulado y prudente»

A la región Huancavelica ya han retornado cerca de 600 ciudadanos; a Junín, un aproximado de 130 y ayer hicieron lo propio a La Libertad 136 ciudadanos, de los cuales 33 habían estado sujetos a cuarentena porque retornaron del extranjero y con la debida certificación han llegado a Trujillo

Debe primar coordinación entre el Gobierno nacional y gobiernos regionales, remarcó el titular de la PCM.

El retorno humanitario de las personas a sus regiones debe hacerse de una manera articulada y planificada entre el Gobierno nacional y los gobiernos regionales, en la que prime la prudencia y responsabilidad, sin soslayar los criterios de salud, subrayó hoy el presidente del Consejo de Ministros, Vicente Zeballos.

“Como Gobierno estamos dando todo el apoyo y la disposición para el traslado [de los migrantes que no pudieron volver a sus lugares de origen debido a la inmovilización social decretada para contener la propagación del coronavirus] y también para habilitar espacios especiales para que cumplan la cuarentena o bien poder subvencionar el alquiler de alojamientos”, puntualizó el jefe del Gabinete Ministerial.

Mencionó que gracias a los esfuerzos en conjunto, a la región Huancavelica ya han retornado cerca de 600 ciudadanos; a Junín, un aproximado de 130 y ayer hicieron lo propio a La Libertad 136 ciudadanos, de los cuales 33 habían estado sujetos a cuarentena porque retornaron del extranjero y con la debida certificación han llegado a Trujillo y se fueron directamente sus casas.


Zeballos añadió que hoy o mañana a más tardar deben retornar 200 sanmartinenses a su región, los cuales pasarán su cuarentena en el Colegio Militar.

El retorno humanitario a las regiones, subrayó el titular de la PCM, es un tema que como Gobierno se trabajaba en el Consejo de Ministros, la Comisión Ejecutiva Multisectorial y articulando con todos los gobernadores regionales, aun cuando algunos estaban de acuerdo y otros no.

Recordó que a inicios de esta semana se aprobó una modificación al decreto supremo que determina el estado de emergencia e inmovilización social para que los connacionales pudieran volver a sus regiones, pero sostenido en dos premisas: una es primar los  criterios humanitarios y la otra es la articulación con los gobernadores regionales.

“La manera como estamos afrontando como Gobierno la pandemia es planificada y responsable, y lo primero es la inmovilización, pues cada vez que un peruano mueve el pie está moviendo el virus de un lugar a otro y evitarlo es responsabilidad tanto del Gobierno nacional como de los gobiernos regionales y locales”, subrayó.

Asimismo, refirió que de la coordinación con los gobiernos regionales se consideró que primero tiene que priorizarse en este tránsito de Lima a las regiones a la población con alta vulnerabilidad (adultos mayores, personas que vinieron a Lima para una atención médica, niños, embarazadas, etcétera) y que no pueden quedar relegadas las consideraciones de salud.


Además, todo ciudadano que salga de Lima tiene que hacerlo previo tamizaje y todo el que ingrese a la región, bajo responsabilidad de las autoridades regionales, igualmente tiene que pasar por un triaje y, además, cumplir un proceso de aislamiento.

“El cuidado de salud de un ciudadano significa el cuidado de la salud de todos los peruanos; por eso, la inmovilización social se mantiene como una premisa básica y esta regla de excepción es atendiendo una situación socioeconómica en la cual están inmersos un número considerable de peruanos”, expresó.

Compromiso de gobernadores regionales 

Por su parte, el presidente de la República, Martín Vizcarra, sostuvo que para que los compatriotas que están en una región que no es la suya, como en Lima, y requieren ir al norte, centro o sur del país, se necesita la colaboración y el compromiso de los gobernadores regionales.

El Jefe del Estado precisó que así como cuando se trajo a connacionales desde otros países y entraron por el aeropuerto Jorge Chávez a Lima, se controló que esta acción no sea un hecho que pueda generar contagio a los demás ciudadanos, lo propio se tiene que hacer en el traslado interno.

Hay que determinar un orden de prioridad porque dentro del grupo de personas que desean retornar a sus lugares de origen se tiene que ver cuáles son las más vulnerables, recalcó el Mandatario durante la conferencia de prensa brindada en Palacio de Gobierno. 

“Hemos recibido la buena predisposición de los gobernadores regionales para poder coordinar juntos y así como ya se ha hecho algunos trasladados de personas vamos a continuar gradualmente; no podemos hacerlo todo a la vez porque si lo hacemos de golpe lo que vamos a lograr es hacer un desplazamiento sin control, generando riesgo de contagio”, puntualizó.

Desplazamiento controlado 

A su turno, el ministro de Salud, Víctor Zamora, advirtió que los desplazamientos humanitarios a las regiones tienen que ser absolutamente controlados y cuidados, no solo para beneficio de las personas que retornan sino también para los lugares que los reciben, porque el virus es extremadamente contagioso, pasa de persona a persona, y hay que evitar que pueda introducirse en las comunidades. 

“Nosotros hemos hecho ya un gran esfuerzo por traer al Perú a los compatriotas que se encontraban en el extranjero y ellos han sido tamizados, evaluados por el laboratorio y han pasado por estrictas medidas de cuarentena; eso es lo que queremos que pase en las regiones”, enfatizó. 


Además —prosiguió— estas personas cuando lleguen a sus regiones deben incorporarse de manera disciplinada a las medidas estrictas de control social y se harán pruebas rápidas para evaluar a aquellos que están en riesgo de contagio por razón de su trabajo, como personal de Salud, Policía Nacional, Ejército y por causas de confinamiento o que han sido expuestos por un contacto.

“Esa tiene que ser la estrategia principal en las regiones, buscar a los contactos, a los casos y buscarlos en las poblaciones de riesgo. Las pruebas rápidas han sido repartidas en todo el país y hasta el momento, por los registros con los que contamos, las regiones todavía cuentan con ellas y tienen que ser usadas de manera profesional”, acotó. 

El ministro señaló que probablemente algunas regiones ya han terminado sus pruebas rápidas y, por eso, les solicitó  que informen sobre cómo han  sido utilizadas antes de recibir otra dotación.

Finalmente, Zamora reiteró que la columna vertebral de la estrategia nacional para enfrentar la pandemia es la social, que consiste en cuatro elementos claves: el aislamiento, el distanciamiento, la barrera física que es la mascarilla y la barrera química que es el lavado con agua y jabón o usar el gel.

Andina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top
Hola! Nos gustaría mostrarle notificaciones de las últimas noticias y actualizaciones.
Dismiss
Allow Notifications