Close

¿Cómo impacta la nueva convivencia en las emociones y conducta de los niños?

En el caso de los niños sensibles o que ya tengan una condición clínica, la nueva normalidad también les afecta, más aún si no pueden acceder a una cita o hayan abandonado su tratamiento.



El amor y escucha continua les transmite seguridad para adaptarse y afrontar la crisis.

Las vivencias y experiencias de los niños en su adaptación a la nueva normalidad frente al covid-19 puede alterar sus emociones y conducta si sus padres o cuidadores no los apoyan continuamente conversando, escuchando, dando afecto y vigilando su comportamiento.

Así lo señaló Horacio Vargas Murga, médico psiquiatra de Niños y Adolescentes del Instituto Nacional de Salud Mental del Ministerio de Salud (Minsa), quien resaltó que los niños, por la naturaleza de su desarrollo, son impacientes, juguetones y exploradores del mundo que les rodea, y son sensibles al estado emocional de sus cuidadores.

Explicó que cuando las emociones de los niños se alteran, se reflejan mediante su comportamiento como la mayor demanda del apego, problemas de conducta, mojar la cama, problemas para dormir o señales de mal humor. En los casos más delicados pueden llegar a ideaciones suicidas.



La nueva convivencia los asusta y confunde

En el marco de la adaptación de los niños a la nueva convivencia el psiquiatra indicó que la falta de contacto físico con sus amiguitos, con quienes se comunicaban usando los mismos códigos, las restricciones para correr al aire libreque continúan por más de 5 meses, el no poder correr a abrazar directamente a sus padres cuando llegan del trabajo no lo terminan de comprender, los confunde y asusta.

También resaltó que ellos captan fácilmente el estado ansioso o conflictos que se pueden dar entre su papá y mamá, así como las emociones que reflejan sus cuidadores cuando un familiar querido se enfermó o falleció por covid19. Por ende, es importante conversar y escucharlos.

De otro lado, en el caso de los niños sensibles o que ya tengan una condición clínica, la nueva normalidad también les afecta, más aún si no pueden acceder a una cita o hayan abandonado su tratamiento.



Amor y escucha continua, la clave de los cuidadores para afrontar la crisis

Los padres o cuidadores deben continuar dando apoyo y acompañamiento continuo a los niños para transmitirles seguridad frente a la nueva convivencia. 

Es clave conversar y escucharlos sin dejar de validar sus miedos, dar afectocontinuo, jugar con ellos, acompañarlos en sus tareas y vigilar su sueño. Y minimizar la exposición a los noticieros tóxicos que les genera miedo e incertidumbre. 

“Al conversar sobre el covid-19 los padres deben transmitirles serenidad y explicar que ello pasará cumpliendo las reglas de higiene para evitar el contagio, el uso de la mascarilla y el distanciamiento físico”, resaltó.

En caso requieran soporte emocional recomendó comunicarse a la línea 113 del Minsa o escribir al link del Instituto Nacional de Salud Mental.

Dato

Según el estudio publicado en la revista JAM Pediatrics, en Hubei-China, el 23% de los 2,330 escolares de la muestra del estudio evidenciaron estar en estados depresivos y 19% ansiosos luego de la cuarentena.

Fuente: Agencia Andina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top