Close

Daños vasculares agravan estado de pacientes con COVID-19

Recordemos que el músculo cardiaco o miocardio es el que más trabaja, impulsando con su fuerza de contracción la sangre que sale del corazón y la distribuye a todo el organismo.


Especialista recomienda seguir estrictamente prescripción médica y evita situaciones de estrés.

El doctor especialista en medicina interna Víctor Ynami sostuvo que los pacientes con enfermedades cardiovasculares que padecen de Covid-19 pueden enfrentar mayores complicaciones que el resto de infectados, entre ellos daños en la célula del pulmón, provocando secreciones que limitan el pasaje del oxígeno hacia la sangre.

“Los pacientes con enfermedades cardiovasculares, como hipertensión arterial o enfermedad coronaria crónica, insuficiencia cardiaca, de por sí pueden sufrir alteraciones en la importantísima función de bombear la sangre al resto de nuestro organismo, distribuyendo el oxígeno. Si el paciente enferma con Covid-19, se dificulta el recambio de oxígeno en el pulmón y esto puede generar mayores complicaciones para el paciente. Esto, ya que en un primer momento el virus del Covid-19 genera daños a la célula del pulmón, generando secreciones que dificultan el pasaje de oxígeno hacia la sangre”, mencionó.


Recordemos que el músculo cardiaco o miocardio es el que más trabaja, impulsando con su fuerza de contracción la sangre que sale del corazón y la distribuye a todo el organismo. En ese sentido, frente al Covid-19, este músculo puede ser dañado, por una respuesta inflamatoria severa que lo daña y afecta la fuerza del músculo, perjudicando el bombeo de sangre a todo el cuerpo. La dificultad del bombeo de sangre, perjudica de manera significativa a órganos como el corazón, cerebro y riñón. Pero también el miocardio puede sufrir un daño directo por efecto del mismo virus”, añadió.

Para el especialista, en el caso de los pacientes con enfermedad cardiovascular, como con otras enfermedades crónicas, lo más importante es cumplir estrictamente con el tratamiento médico. Esto es vital, ya que de esa manera se mantiene estable, con buena salud al paciente y se evita que su condición pueda dificultar o agravar los síntomas que tiene frente al Covid-19.

“En el caso de pacientes cardiovasculares que tienen restricción hídrica, es importante que puedan mantener la cantidad de líquido de acuerdo a lo prescrito por su médico tratante. Esto, para evitar sobrecargar al pulmón de líquido que es una complicación que produce también el virus. Los pacientes hipertensos deben cuidar la cantidad de sal que consumen; y en caso de pacientes con enfermedad crónica como un infarto agudo del miocardio previo, es fundamental evitar situaciones de estrés y la sobreinformación, ya que podría ser contraproducente y alterar el estado de la persona”, agregó.

“Se recomienda tomar conciencia de la infección y aislarse, ventilar los ambientes, evitar compartir utensilios, mantener las medidas recomendadas; así como cuidar la alimentación y la hidratación de la persona (…). Es importante recordar a los pacientes con enfermedades cardiovasculares, que el no continuar con su tratamiento médico, es decir, no tomar las medicinas recetadas por su médico tratante, siempre va a ser contraproducente, ya que pueden presentar una descompensación de la enfermedad que los afecta”, sostuvo.

Expreso | Geraldo Capillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top