Close

Especial: El aborto como contrabando

El Ministerio de Salud publicó una directiva que abre las puertas al aborto para las futuras madres afectadas por la pandemia.


Evidencia científica desmiente a abortistas: en Piura, Lima, Trujillo, Abancay, Juliaca y otras ciudades, madres infectadas han dado a luz, y luego salen de alta con sus bebés.

Pese a que hasta hoy no se han informado de casos de riesgo contra la vida de gestantes infectadas por el Covid-19, el Ministerio de Salud publicó una directiva que abre las puertas al aborto para las futuras madres afectadas por la pandemia.

Según la Directiva Sanitaria 094-Minsa/2020/DGIESP, del 22 de abril, el objetivo declarado es garantizar la salud de las gestantes y la continuidad de la atención en planificación familiar ante la infección por el citado virus; sin embargo, en su punto 6.3.14 abre esta posibilidad.

“Valorar finalizar el embarazo, en cualquier momento, en caso que se encuentre en riesgo la vida de la gestante infectada por Covid-19”, indica.


Ante este anuncio, el arzobispo de Piura, José Eguren Anselmi, denuncio que la referida resolución “abrió las puertas al aborto cuando la madre se encuentre infectada de coronavirus”.

“Esta disposición es tendenciosa. En primer lugar hay que decir que nada justifica el aborto y que no hay evidencia de que las embarazadas tengan un riesgo mayor al resto de la población en cuanto al contagio. Asimismo, no hay ningún respaldo científico que haga pensar que el aborto vaya a mejorar la condición de una mujer gestante con coronavirus”, afirmó.

Las declaraciones del clérigo se dieron en circunstancias en que en su región fue hecho público que el Covid-19 no pudo impedir el nacimiento de un bebé cuya madre de 26 años estuvo infectada y tratada en el Hospital Cayetano Heredia de la zona. Ahora están juntos y felices en casa.

La casuística es amplia, incluso en Lima. Tanto es así que después de 5 días de nacido, el pasado 14 de mayo fue dado de alta otro bebé cuya madre tiene coronavirus y es atendida en el Hospital de Alta Complejidad Virgen de La Puerta de EsSalud de La Libertad. El padre del nene, de iniciales AES, que vive en el distrito de Chao, afirmó estar contento con su primer hijo, mientras su esposa aún continuaba su proceso de recuperación.

En Apurímac también vino al mundo, sana y salva de coronavirus, una neonata de una madre diagnosticada con Covid-19. Ellas fueron atendidas con éxito en el Hospital Santa Margarita de Andahuaylas de la Red Asistencial Apurímac de EsSalud. Ahora ya están juntas. La información fue difundida el 7 de junio.

En la ciudad altiplánica de Juliaca sucedió algo parecido. Seis días atrás una joven de 25 años y su bebé fueron dados de alta del Hospital III de la Red Asistencial Juliaca de EsSalud tras superar el mal. Ahora, ambos se encuentran en su domicilio.

Las evidencias científicas y los hechos, como se ve, colisionan con la directiva del Minsa en mención y con su norma madre, la Resolución Ministerial No. 217-2020 del Minsa, publicada el pasado 22 de abril en el diario El Peruano.

Dicha resolución ministerial se da en un contexto de emergencia sanitaria global por Covid-19 cuando existe una fuerte corriente mundial para introducir el acceso por parte de niñas y adolescentes a los llamados derechos de salud sexual y reproductiva que incluyen el aborto en sus recomendaciones, según la especialista Úrsula Delgado.

SOLICITA INFORMES

Antes estos y otros hechos, la congresista provida Luz Milagros Cayguaray Gambini exigió al ministro de Salud, Víctor Zamora, que presente el sustento legal y científico de la directiva que permite el aborto cuando la madre tiene coronavirus.

En una carta la parlamentaria exige al alto funcionario “indicar cuál es la base legal” de la directiva que permite a los médicos “finalizar el embarazo”, es decir abortar, si la madre está enferma de Covid-19.

Los defensores de causas abortistas han indicado que dicho paquete normativo solo ratifica la aplicación del aborto terapéutico que cuenta con un protocolo aprobado en 2014.

DECLARACIÓN CONJUNTA

Pocos días después de publicaba esta norma, en los primeros días de mayo, Perú figuraba entre los firmantes de la declaración conjunta “Protección de la salud y los derechos sexuales y reproductivos y promoción de la sensibilidad de género en la crisis Covid-19”, que, advierten especialistas, es un abierto compromiso por el aborto y la llamada promoción de la sensibilidad de género.

Este documento, promovido por Naciones Unidas, aparece respaldado por 58 países, y fue rubricado el 6 de mayo último.

Sin embargo, esta declaración no es un hecho singular. Y es que, según denuncias, hay acciones similares desde el Ejecutivo y de las ONG nacionales e internacionales, que han lanzado una ofensiva que aprovecha la coyuntura de la pandemia por el Covid-19.

“Y pedimos a los gobiernos de todo el mundo que garanticen el acceso total y sin trabas a todos los servicios de salud sexual y reproductiva para todas las mujeres y niñas”, dice la declaración que no explica que al referirse a salud reproductiva incluyen el aborto.

Por tanto, indica el documento, “la financiación de la salud y los derechos sexuales y reproductivos debe seguir siendo una prioridad para evitar un aumento de la mortalidad materna y neonatal, una mayor necesidad insatisfecha de anticoncepción y un mayor número de abortos inseguros e infecciones de transmisión sexual”.

¿PERÚ FIRMÓ?

El jurista Sergio Tapia advirtió que ningún representante del Perú ha suscrito ese documento; son 37 ministros, pero a nombre de 58 gobiernos y pueblos en el mundo, entre ellos el Perú, como ya se había hecho en el 2019; en aquella oportunidad fue solo la ministra de Comercio Exterior de Holanda quien con su sola firma englobó a otros países.

“El comunicado de prensa que da cuenta de esa declaración sólo es suscrito por 37 ministros de países extranjeros, pero a nombre del Perú y 20 países más (Armenia, Bulgaria, Croacia, Ecuador, Estonia, Georgia, Liechtenstein, Lituania, Moldavia, Eslovenia, Túnez, Ucrania, etc.), algunos de pequeña dimensión mucho menos que la del Perú y en otros casos son Estados de reciente creación histórica”, indica.

“La Constitución Política del Perú, en su artículo 118, numeral 11, establece que corresponde al Presidente de la República dirigir la política exterior y las relaciones internacionales. El Ing. Martín Vizcarra tiene la palabra. Hay mucho que explicar acerca de la soberanía del Estado, la independencia del Gobierno y la no conculcación de los elementales derechos a la vida y la salud de los peruanos”, subrayó.

DESDE LAS ONG

Por su parte, las ONG Demus y Promsex han iniciado una campaña para impulsar la agenda del aborto, en plena pandemia.

El Día de la Madre, Promsex difundió, por Twitter, el siguiente mensaje: “Que en esta emergencia nadie nos quite el derecho a decidir sobre nuestras maternidades”.

Por su parte, la representante auxiliar en Perú del Fondo de Población de las Naciones Unidas, María Eugenia Mujica, predijo que debido al aislamiento social obligatorio se incrementará entre 50 mil y cien mil los embarazos no deseados.

Incluso asegura que muchos de estos embarazos podrían significar un riesgo para la vida y salud de las mujeres.

Otras ONG de Latinoamérica suscribieron un pronunciamiento conjunto dirigido a los gobiernos de la región y el Caribe en el que exigían “Asegurar el acceso de las mujeres a servicios de aborto seguros, incluyendo abortos autogestionados”. Estos servicios deben ser incorporados en los paquetes mínimos iniciales de servicios de salud en el contexto de la pandemia, reclamaron.

AGENDA IDEOLÓGICA

Finalmente, todo indica que el Gobierno está usando la emergencia sanitaria para cambiar el modelo social y económico establecido en la Constitución vigente, según los observadores.

No hemos asistido a un simple cambio de gobierno con Martín Vizcarra, por lo visto, sino a un cambio paulatino de régimen donde hay una agenda ideológica -de la “nueva realidad”- que avanza ahora en el tema del aborto, pero como contrabando, y que se suma al controlismo estatal que ya se da en la economía, la sociedad y la política.

NO MANIPULEN

“Que las autoridades no utilicen esta coyuntura de emergencia sanitaria para introducir normas que vayan en contra del derecho fundamental de la vida. Para los peruanos la vida es un valor fundamental y el Estado peruano debe adherirse y respetar los valores de la sociedad a la que representa y sirve”, ha escrito la analista Úrsula Delgado.

CRIMEN QUÍMICO

International Planned Parenthood Federation (IPPF), ONG estadounidense y que instala clínicas dedicadas al aborto a escala mundial y ente financiero de algunas ONG locales, anunció que está intentando expandir sus capacidades de telemedicina, para que las mujeres tomen medicinas en sus propios hogares “para el aborto químico”.

TEMA DE GÉNERO

Torre Tagle explica que la controvertida Declaración internacional se encuentra alineada “con la Política Nacional de Igualdad de Género (OP2)1, el Plan Nacional de Derechos Humanos 2018 – 2021 (OE3)2, la Estrategia sanitaria nacional de salud sexual y reproductiva y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS5) de la Agenda 2030”.

Expreso | ITALO OBERTO-BESSO

¿Te gusto la información?

0 / 5 0

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

0 Comments
scroll to top