Close

Practicar la resiliencia ayuda a calmar emociones y adaptarse a la nueva realidad

Sostienen expertos en salud mental. Advierten que pandemia ha alterado las emociones de los peruanos.



La pandemia del coronavirus está alterando las emociones de las personas y genera sentimientos descontrolados e irregulados que pueden llevar a conductas desadaptativas expresadas a través de la rabia. La práctica de conductas resilientes ayudará a calmar la frustración.

Así lo señaló la doctora Sonia Zevallos, directora de la Dirección de Adultos y Adultos Mayores del Instituto Nacional de Salud Mental del Ministerio de Salud. «Al inicio de la pandemia la emoción principal era el miedo, pero en el transcurso de los 10 meses han marcado otros sentimientos, como la frustración y cólera que pueden desregularse y quizá difíciles de controlar». 

Sostuvo que es necesario transformar las emociones para poder readaptarse a una realidad que ya cambió y adaptarse a una nueva normalidad.

Rechazo a mascarilla

Subrayó que las emociones negativas conllevan a conductas desadaptativas, entre ellas la negación al cumplimiento de las normativas, el rechazo al uso de la mascarilla, la falta de empatía y echar la culpa al otro. «Son maneras de reflejar su rabia y frustración a no poder ejercer sus derechos a la vida». 



Otros tratan de evadir las normas mediante la negación a la realidad o mediante el abuso de sustancias psicoactivas. Por ejemplo, salir masivamente y consumir alcohol en los bares sin usar la mascarilla para olvidarnos de esta realidad nos lleva a sentimientos de ira y frustración, subrayó. 

¿Cómo canalizar la frustración?

La especialista resaltó la importancia de la práctica de conductas resilientes. Para ello, recomendó que es muy importante que las personas mantengan sus redes de contacto que van a ayudar a transmutar las emociones negativas, destructivas y canalizarlas hacia emociones positivas, lo que finalmente va a construir la resiliencia que es justamente la capacidad que tienen los seres humanos de saber afrontar las situaciones catastróficas que ponen a prueba y poder resurgir. 

En ese sentido, explicó que estar solo con un distanciamiento físico no necesariamente implica un distanciamiento social. «Mantener el vínculo con los familiares o amigos se puede lograr por conexión telefónica o plataformas virtuales que, si bien no suplen el contacto físico, sí pueden suplir el contacto emocional. 

«Debemos utilizar los medios que tenemos a nuestro alcance para estar en contacto con los demás».

Fuente: Agencia Andina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top
Hola! Nos gustaría mostrarle notificaciones de las últimas noticias y actualizaciones.
Dismiss
Allow Notifications