Close

Se incrementaría en 40% nacimientos no planificados en el Perú durante 2020-2021

Las estadísticas oficiales nos muestran que alrededor de 600,000 niños/as nacen anualmente en el Perú. De ellos, el 40%, aproximadamente 250,000 nacimientos, no son planificados.

María Eugenia Mujica, del UNFPA en el Perú, explica que se necesita mantener los servicios de planificación familiar durante la pandemia del covid-19.

Un estudio global dado a conocer la semana pasada por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) señala que, como consecuencia de la pandemia del covid-19 y las medidas de cuarentena, se darán 7 millones de embarazos no deseados en el mundo. ¿Y en el país?

En conversación con El Peruano, María Eugenia Mujica, representante auxiliar del UNFPA en el Perú, estima que se incrementarán entre 50 mil y 100 mil los nacimientos no planificados entre 2020 y 2021, si es que el Perú no se mantiene los programas de planificación sexual durante la pandemia del coronavirus. 


-¿La pandemia del covid-19 marca un retroceso total en las metas planteadas hacia el 2030 por la ONU en temas de salud sexual y reproductiva?

Es la crisis global de salud pública de mayor propagación y aceleración en el siglo. En países de renta media o baja, y en contextos frágiles o humanitarios, con sistemas de salud históricamente débiles, la pandemia y las medidas de cierre y aislamiento social han provocado la interrupción en el acceso a servicios que salvan vidas de salud materna, sexual y reproductiva, y de prevención y protección ante la violencia basada en género, con efectos devastadores en las desigualdades de género y sociales preexistentes.

Pese al contexto de “amenaza global a la salud, la dignidad y el ejercicio de derechos de las personas”, Mujica subraya que la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y las metas de sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) están “más vigentes que nunca”. 

Frente a la emergencia, y en apoyo a la estrategia del Secretario General de las Naciones Unidas presentada recientemente, el UNFPA ha preparado el “Plan de Respuesta Global” enfocado en:

1) la continuidad de servicios e intervenciones para salud sexual y reproductiva;

2) el abordaje de la violencia basada en género; y

3) la sostenibilidad y continuidad de la oferta de métodos anticonceptivos modernos y otros insumos de salud reproductiva. 

-¿De los siete millones de embarazos no deseados que se darían a nivel mundial en los próximos meses, hay alguna estimación de sobre el Perú?

Las estadísticas oficiales nos muestran que alrededor de 600,000 niños/as nacen anualmente en el Perú. De ellos, el 40%, aproximadamente 250,000 nacimientos, no son planificados.

Esta proporción está directamente relacionada con el bajo uso de métodos anticonceptivos modernos en el país. En el contexto del covid-19, las medidas de aislamiento social obligatorio, el cese de actividades y la saturación de los servicios de salud, tienen efectos negativos en el acceso de las personas a servicios de planificación familiar.


Sobre la base de supuestos basados en evidencia de que el número de relaciones sexuales se mantiene invariable, y de que el uso de métodos anticonceptivos modernos se reduce a 40%, la proyección gruesa de la oficina de UNFPA en el Perú es que el número de nacimientos no planificados se incrementará entre 50 mil y 100 mil para 2020-2021. 

Acceso a los métodos

Por ello, la especialista subraya en la necesidad de asegurar el acceso ininterrumpido de las mujeres a los métodos anticonceptivos modernos para la salud sexual y reproductiva, la salud materna y el bienestar general de las personas. Opina que la implementación de la Resolución Ministerial No. 217-2020, que aprueba la Directiva Sanitaria para garantizar la salud de las gestantes y la continuidad de la atención en planificación familiar ante la infección por COVID-19 (N° 094-MINSA/2020/DGIESP), debe contribuir a reestablecer el acceso necesario. 

“El no acceso a anticonceptivos y su resultado en embarazos no planificados, puede llevar a que muchas mujeres decidan optar por el aborto. En las condiciones socioeconómicas acentuadas por el covid-19, dichos abortos serían practicados con mayor precariedad, conllevando a mayores riesgos de mortalidad materna”, advierte.


-¿Para el UNFPA, el Perú cuentan con una data transparentada, actualizada y/o confiable?

En los últimos años, el Perú ha hecho grandes esfuerzos por mejorar el acceso a la información estadística actualizada y confiable, incluyendo mejoras significativas en su generación y procesamiento de los registros administrativos y los censos y encuestas de base poblacional. El covid-19 ha tenido un impacto negativo en los esfuerzos y avances mencionados.

Ha afectado la generación, procesamiento y difusión de datos en los servicios sectoriales, así como su utilización por los actores relevantes. Las entidades públicas enfrentan actualmente desafíos relacionados con la captación y registro de la información (remoto versus presencial), el procesamiento de la información y su debida difusión. 

-¿Cuál es la apreciación general que tiene el UNFPA sobre las acciones que está tomando las instituciones del Estado?

El UNFPA reconoce los esfuerzos del país por identificar los desafíos enfrentados en materia de salud materna, salud sexual y reproductiva y violencia basada en género en el contexto de la pandemia; la formulación y aprobación de normas relacionadas así como la preparación de documentos técnicos para su implementación; el diseño e implementación de campañas de comunicación y sensibilización; y los procesos en marcha de ajuste en algunos servicios.       

-¿Considera que la vulnerabilidad de las niñas, adolescentes y mujeres peruanas se ha acentuado durante el aislamiento social obligatorio?

Según la estadística publicada por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (Mimp), entre el 9 de marzo y el 27 de abril, recibieron 19,277 llamadas en la línea 100 y el servicio de Atención Urgente (SAU) atendió 488 casos de violencia contra mujeres e integrantes del grupo familiar. Los equipos itinerantes de urgencia atendieron 1,593 casos. 

Se registró 8 feminicidios y 175 casos de violación sexual. Hay muchos factores que se conjugan para incrementar la vulnerabilidad y posible victimización de niñas, adolescentes y mujeres a la violencia física, psicológica y sexual durante las medidas de aislamiento social. La violencia basada en género no se ha detenido. Por lo tanto, los servicios de prevención y atención de la violencia basada en género tampoco se deben detener. 

Mujica subraya que la debida implementación del Decreto Legislativo No. 1470, que establece medidas para garantizar la atención y protección de las víctimas de violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar durante la emergencia sanitaria declarada por el covid-19, puede ser “un paso” para reducir la vulnerabilidad de niñas, adolescentes y mujeres en el contexto actual. 

-¿Cuál es su apreciación respecto a la atención en salud mental en el actual contexto?

La atención de la salud mental en el contexto actual de aislamiento requiere ser fortalecida. Los programas del Ministerio de Salud (Minsa) para la atención de la salud mental deben desarrollar o fortalecer sus estrategias a distancia (remotas) para ayudar a las personas a gestionar situaciones de estrés y prevenir violencia, entre otras. El sector ha puesto en funcionamiento el numero 113 opción 5 para asesoría y acompañamiento en salud mental.

a implementación de la recientemente aprobada Resolución Ministerial No. 186-2020-MINSA con la Guía Técnica para el cuidado de la salud mental de la población afectada, familias y comunidad, en el contexto del covid–19 será un paso importante en ese sentido.

-¿El UNFPA Perú tiene algún análisis del caso de las migrantes venezolanas durante la pandemia?

Las personas migrantes y buscadoras de refugio provenientes de Venezuela se ubican dentro de los grupos con mayor vulnerabilidad en el país. Su situación de exclusión en el acceso a servicios básicos y oportunidades de desarrollo era crítica a inicios de 2020, y se ha agudizado en el contexto de la pandemia. El UNFPA está en proceso de recoger información de campo para tener un mejor panorama.

-¿Cómo ve los mecanismos de consejería en pleno en el estado de emergencia, resultan útiles y eficaces?

Indistintamente del contexto (de desarrollo o de emergencia) es necesario que exista la debida articulación entre los servicios socio-legales, los de salud y los de acceso a la justicia para asegurar que niñas, adolescentes y mujeres que han sufrido violencia basada en género puedan recuperar su salud física, su salud sexual y reproductiva y su salud sexual, ser protegidas y acceder a la justicia. 

-¿Qué país es un buen ejemplo de trabajo para mantener abastecido de anticonceptivos a su población durante la pandemia?

Todos los países de la región están enfrentando desafíos similares como resultado de la pandemia y de las medidas promulgadas para contener su propagación. Al igual que en el caso del Perú, algunos países han aprobado documentos normativos para asegurar la continuidad del acceso a servicios de salud sexual y reproductiva y métodos anticonceptivos, así como para la atención de la violencia basada en género, con énfasis en la violencia sexual.

En el caso del Perú, la implementación de las normas debe tomar en cuenta las especificidades territoriales y culturales para garantizar los resultados. Es conveniente explorar experiencias pasadas de trabajo de promoción y vigilancia basado en la comunidad que también pueden contribuir a una adaptación efectiva.

Mujica dice que, según la información provista por el Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (CENARES), el Perú tiene asegurada la oferta de métodos anticonceptivos modernos por los próximos 6 meses. 

“Es sumamente importante acelerar los esfuerzos para asegurar su distribución y consumo por parte de las usuarias, de acuerdo con sus necesidades. No olvidemos que el Perú tiene una de las menores proporciones de utilización de métodos anticonceptivos modernos en la región.

Es urgente acelerar la implementación de todas las intervenciones necesarias para evitar un mayor atraso en detrimento de la salud, los derechos y la dignidad de las personas”, finalizó.

El Peruano | José VadilloVila

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top