Close

Covid-19: INS logra aislar “cepa Perú” para perfeccionar pruebas de descarte

La cepa de referencia del nuevo coronavirus en el Perú, llamada “SARS-CoV-2 28549”, la cual servirá para perfeccionar nuevas pruebas de descarte.

realidad.PE | noticias relevantes de Perú


Trabajo permitirá también probar medicamentos para esta infección y seleccionar mejor a los donantes de plasma.

Un nuevo hito en la investigación peruana logró hoy el Instituto Nacional de Salud (INS) al lograr secuenciar genéticamente la que se será, a partir de ahora, la cepa de referencia del nuevo coronavirus en el Perú, llamada “SARS-CoV-2 28549”, la cual servirá para perfeccionar nuevas pruebas de descarte, probar medicamentos que controlen la infección y desarrollar futuras vacunas.

Esta cepa fue elegida entre otras 38 con las que expertos de la institución trabajan desde abril y que pertenecen a igual número de personas que dieron positivo a la infección, provenientes de Lima e Iquitos, explicó la tecnóloga médica del INS María Paquita García Mendoza, a la Agencia Andina.

Gracias a ese trabajo, anotó, se ha logrado obtener y aislar el virus real del covid-19, porque recordemos que cuando este ingresa al cuerpo hace miles de copias similares al original. Tras una ardua labor este finalmente ha sido aislado y secuenciado genéticamente. 
“Nosotros tenemos que identificar que realmente sea el virus, para eso utilizamos tecnologías que emplean anticuerpos específicos, que nos dicen que correspondan a ese virus. Una vez que lo obtenemos podremos utilizarlo como materia prima para desarrollar tecnologías de diagnóstico, entre otras cosas”, sostuvo. 


Cabe destacar que la cepa aislada, con la que el país trabajará a partir de ahora, ha sido previamente inhabilitada y por lo cual no tendrá capacidad de infectar a quienes trabajen con ella en el laboratorio. 

“Esta cepa será usada como insumo o materia prima para desarrollar diversas tecnologías.

Así como hemos aislado el virus de manera pequeñita, hemos podido replicar el virus en mayor cantidad para poder purificarlo y sacarlo del nivel de bioseguridad, porque estos procesos se hacen en laboratorios de nivel 3 (muy avanzados) con el que cuenta el Instituto Nacional de Salud (el único del país con esta tecnología)”, indicó.

No es un asunto mejor, agregó la experta, debido a que el SARS-CoV-2 es un virus de alto riesgo y se debe asegurar su inocuidad cuando empiece a ser trabajado en otros laboratorios. 

“Esos virus los tenemos en un biobanco y cuando los necesitemos los sacamos, los volvemos a replicar en las líneas celulares, los inactivamos y lo volvemos a usar como un reactivo para diversas pruebas, todas seguras”, manifestó. 

Semilla para investigaciones

Este nuevo logro es resultado del trabajo de profesionales del INS con experiencia y técnica en el aislamiento de virus como el dengue, zika, chikungunya e influenza. 

Los virus inactivados, explicó García Mendoza, pueden tener muchas utilidades y en este caso no será la excepción: la cepa Perú será empleada en tres líneas de trabajo

“Lo que ya hemos hecho es desarrollar algunas pruebas como la de inmunofluorescencia para detectar anticuerpos que pueda ser una alternativa a las pruebas rápidas, en laboratorios que cuenten con microscopio de inmunofluorescencia”, detalló.

A esto se suma el desarrollo de la Prueba de Neutralización por Reducción de Placas (PRNT), que permitirá cuantificar la cantidad de anticuerpo que tienen una persona tras vencer a la enfermedad. 

“Es una prueba en donde se enfrenta el mismo virus con los anticuerpos de un paciente y lo que se va a hacer luego es inocular esta muestra en una línea celular y lo que vamos a encontrar si el virus no replica, no altera la monocapa de la célula significa que el anticuerpo lo ha neutralizado”, explicó.    

Esto será de gran utilidad para ensayos de evaluación de niveles de anticuerpos para elegir a los mejores candidatos a donantes de plasma, para los tratamientos de este tipo que ya desarrollan varios grupos de expertos tanto en la seguridad social como en el Hospital Naval. 

Pero eso no es todo, el virus inactivo será empleado también para el desarrollo de la Prueba Inmunoenzimática (ELISA de Captura de Antígeno de SARS-CoV-2), una alternativa a las actuales pruebas de PCR, y que tendrá un mayor grado de sensibilidad y «que serán una gran alternativa para laboratorios sofisticado de biología molecular de referencia nacional y hospitales». 

“Podríamos tener el resultado en una hora. Creo que para fin de año podríamos estar teniendo nuestros primeros ensayos, porque aquí estamos dependiendo de la respuesta inmune que tengan los animales al virus que hemos inoculado en ellos. Para esta prueba estamos empleando llamas y ratones”, detalló. 

Justamente una de “los colaboradores” en este trabajo es Tito, la llama que tiene el Instituto y en la que se probará esta prueba.

Igual que Brasil y Argentina 

La experta comentó que otros países que han logrado aislar también una cepa nacional son Brasil y Argentina. 

“Nuestro país está en el mismo circuito y eso nos hace sentir orgullosos de lo que estamos logrando. Nosotros hemos arrancado con esos trabajos a inicio de la pandemia. Desde inicios de abril hemos empezado con este desarrollo tecnológico”, anotó.

Comentó que el hecho de contar ahora con una cepa aislada y codificada podría permitir el desarrollo de vacunas contra el covid-19 en un futuro no muy lejano. 

“Si en el futuro podemos tener una planta de producción de vacunas sí podríamos trabajar en ello. Nos está faltando una planta de este tipo.

La vacuna china, por ejemplo, es una vacuna que tiene el virus completo, pero inactivado y nosotros hacemos eso: producimos el virus, lo replicamos, lo inactivamos y lo usamos como reactivo, pero eso mismo lo podríamos usar como una vacuna también, pero para hacerlo se requiere otra infraestructura que nos permita hacer ensayos clínicos”, comentó. 

Pero nuestras capacidades como país, agregó, no están muy alejadas de poder lograr esto.  

La experta adelantó que estos avances del Instituto Nacional de Salud serán publicados próximamente en unos artículos científicos de revistas indexadas.  

El equipo de investigadores que ha acompañado a la tecnóloga médica María García en este importante trabajo, está integrado por los biólogos Pamela Ríos Monteza, Luis De Lucio Burga, Jannet Otarola Mayhua, las Lic. Tecnólogas Médicas Maribel Huaringa Núñez y Nancy Susy Merino Sarmiento; así como la Dra. Miryam Palomino Rodríguez)9.

Karina Garay Rojas

Fuente: Agencia Andina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top
Diario Nacional Realidad.PE Elije si deseas que te enviemos notificaciones de noticias.
Dismiss
Allow Notifications