Close

“Gobierno trabaja para reactivar y fortalecer las micro y pequeñas empresas”

Jorge Prado Palomino, ministro de la Producción

Para este fin, su portafolio está implementando cinco ejes: la formalización, innovación, articulación productiva y cooperación empresarial, acceso a nuevos mercados y el acercamiento al financiamiento.

En una amplia entrevista al Suplemento Económika del Diario El Peruano nos detalla las acciones de su sector.

¿Qué acciones se establecerán, como parte del Plan Impulso Perú, para incentivar la industria nacional?

-El Plan Impulso Perú comprende medidas y acciones orientadas a reactivar la economía y fomentar el crecimiento potencial.

En ese contexto, se presentará al Congreso de la República el proyecto de ley que crea el Programa Impulso Empresarial Mype (Impulso MYPERÚ), que tiene por objetivo apoyar el proceso de recuperación económica y crecimiento de las micro y pequeñas empresas e impulsar su inclusión financiera, al promover su financiamiento mediante el sistema financiero.

Además se fomentará la cultura de pago con el otorgamiento de un bono al buen pagador, que permitirá reducir la tasa de interés en aproximadamente 5%, para las mypes que cumplan sus obligaciones.

Este fondo posibilitará garantizar créditos hasta por 2,000 millones de soles en favor de las mypes de todos los sectores económicos, alcanzando a más de 139,000 unidades productivas con o sin historial crediticio.

Se considera, asimismo, como parte de este plan la asignación de mayores montos, la suma de 150 millones al Fondo Mipyme Emprendedor, para recursos concursables no reembolsables destinados a la promoción de clúster, Cite, capital semilla, entre otros instrumentos no financieros. Esta iniciativa se coordina con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), mediante un proyecto de ley.

-¿Se prevé implementar medidas adicionales para reactivar la economía de las mypes?

–Para la reactivación económica de las mypes el Gobierno trabaja en la implementación de cinco ejes, referidos a la formalización, como punto de partida para el desarrollo empresarial; la innovación para el fortalecimiento de las capacidades productivas y gerenciales, mediante el cual contribuimos con el desarrollo de los productos y herramientas para la gestión empresarial; la articulación productiva y cooperación de empresas, con la que se promoverán la asociatividad y la articulación con la gran empresa; el acceso a nuevos mercados, acercando a las unidades productivas a nuevos espacios comerciales; y el acercamiento al financiamiento, mediante la promoción e impulso de fondos e instrumentos financieros.

A partir de estos cinco ejes, implementamos programas, herramientas y servicios, con el firme objetivo de convertir a nuestras mypes en oferta para el comercio interno y el externo; así como en proveedoras de la gran empresa, asegurando con ello su desarrollo y crecimiento para mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos.

–¿Cuáles son las proyecciones de Produce para este año respecto a la economía y los sectores a su cargo?

–Para este año, se prevé que la economía peruana crezca cerca del 3%, ello debido a un incremento que se espera en el consumo privado (4.2%), aumento de la inversión pública (2.1%), además, por el desempeño favorable de las exportaciones peruanas (8.8%).

La producción del sector manufacturero registraría un aumento de 2.2%, respecto al 2021 y de 5.3%, comparado con el 2019 (prepandemia). Ello respondería a la recuperación y el avance de la demanda interna (3%), que es impulsada por la reactivación de las actividades económicas; asimismo, subirían las exportaciones manufactureras en 5%, favorecidas por el aumento de la demanda de Estados Unidos y los países de la Unión Europea.

Por su parte, la actividad manufactura primaria crecería 1.6% en el 2022, favorecida por el incremento de la producción de metales preciosos y no ferrosos (6.4%); ello debido a la flexibilización de las medidas sanitarias que incidieron en el aumento de las capacidades operativas de las grandes empresas mineras, así como en la mejora de los acuerdos entre las empresas y las comunidades para reducir los conflictos sociales.

En cuanto a la manufactura no primaria, la producción se elevaría ligeramente en 2.4%, respecto al 2021 y de 7.3% con relación al 2019, esto se explica por la flexibilización de medidas restrictivas a la actividad productiva y al avance de la demanda interna (consumo e inversión privada) y la externa.

Los rubros con buenos resultados serían la industria de bienes de consumo (1.7%) e intermedios (2.9%), bienes de capital (6%) y servicios industriales (7%).

¿Qué rubros tendrán una mayor recuperación y cuáles son los potenciales sectores que favorecerán el crecimiento de la actividad productiva en el 2023?

–Entre las principales industrias que tendrían una mayor recuperación serían textiles y prendas de vestir (11.5%), metalmecánica (10%), maderas y productos de madera (4.6%), bebidas (5.4%) y cemento, cal y yeso (3%), impulsadas por la demanda local y las exportaciones.

Los sectores potenciales que favorecerían el crecimiento de la actividad manufacturera en 3.5% el 2023, tenemos a las industrias de minerales no metálicos (6%), muebles (5.5%), impresiones (7.2%), alimentos (3.6%) y bebidas (3.2%). Este resultado se observaría asumiendo un control amplio de la pandemia del covid-19, normalización general de las actividades productivas, mejores oportunidades de inversión en el territorio nacional, así como una recuperación del panorama económico internacional.

Los recursos pesqueros destinados al consumo humano directo (CHI) se incrementarían en 2%, de considerarse una cuota de pesca para la segunda temporada de pesca en la zona norte-centro por encima de los 2 millones de toneladas métricas (TM), así como continúa la actividad extractiva en la zona sur en esta segunda temporada de pesca, ello favorecido por la presencia de aguas frías en el litoral costero ocasionada por el Fenómeno de La Niña.

Entre los sectores potenciales que favorecerían el avance de la actividad pesquera en 2.9% el 2023, tenemos a la actividad de recursos pesqueros destinados para el CHD (3.2%), debido a la recuperación, principalmente, del rubro de congelado (6.8%) y enlatado (5.9%). En este rubro, las especies de pota, jurel, caballa y concha de abanico incidirían en su crecimiento ante la normalización de las condiciones oceanográficas que se espera para el 2023.

–¿Cómo se realiza el proceso de formalización e innovación de las mypes?

–El proceso de formalización se realiza mediante el Programa Nacional Tu Empresa y, en específico, con la intervención de 28 centros de desarrollo empresarial a escala nacional. A la fecha, se formalizaron más de 30,800 micro y pequeñas empresas (mypes), lo que genera un ahorro económico a estas unidades productivas por más de 5 millones de soles, debido a la exoneración del pago por derechos registrales (reserva de nombre y acto constitutivo) y gastos notariales.

Desde la Red Cite del Instituto Tecnológico de la Producción proporcionamos 58,085 servicios tecnológicos (capacitaciones, asistencias técnicas, ensayos de laboratorio, diseño y desarrollo de productos, entre otros) a 16,466 clientes a escala nacional, para la transferencia de innovación productiva y tecnología.

Asimismo, creamos la Unidad Técnica Textil Confecciones, que dará paso a un Cite, para atender especialmente a las mypes del sector. Se brindaron servicios de fortalecimiento de capacidades a 88 unidades productivas (charlas técnicas sobre tendencias de la moda, fichas técnicas y estructura de costos), habiendo programado charlas adicionales y asesorías técnicas para beneficiar aproximadamente a más de 100 unidades productivas.

Demanda de factoring

–¿Cuáles son los resultados a la fecha del factoring como mecanismo de financiamiento y las expectativas en el corto plazo?

-A setiembre de este año, accedieron a esta herramienta 15,102 empresas (83% de mypes) por un monto negociado de más de 21,000 millones de soles en facturas negociadas y con un tique promedio de 26,015 soles.

Se calcula que durante el 2022 el mercado de factoring negociará un monto aproximado de 25,000 millones de soles, esto implica un 12% de crecimiento respecto al mismo período del 2021, y una cifra superior al millón de facturas negociables en beneficio de 15,500 empresas, de las cuales más de 13,000 serían mypes.

Para los próximos años, el incremento anual del monto de facturas negociables será por encima del 12%, esto debido al dinamismo del mercado y las nuevas implementaciones de mejoras normativas incentivadas por Produce.

Complementario a ello, el 30 de julio del 2022 se publicó la Ley Nº 31538, que aprueba créditos suplementarios para el financiamiento de los gastos asociados a la emergencia sanitaria producida por el covid-19, la reactivación económica, y otros gastos de las entidades de los gobiernos Nacional, regionales y locales; además dicta otras acciones.

Entre las medidas impartidas, con su décima primera disposición complementaria final, faculta al Banco de la Nación (BN) para efectuar operaciones de factoring con proveedores del Estado, sean micro o pequeñas empresas.

El BN será un operador muy importante para las mypes en el tema del factoring estatal, ya que actualmente para los operadores privados de este tipo no les es atractivo trabajar con estas unidades productivas, que son proveedoras del Estado por los tiempos de demora en los pagos de estas instituciones.

En virtud de ello, efectúan acciones de coordinación con el BN y el MEF para brindar el soporte necesario desde Produce.

Datos

  • Mediante el Programa Nacional de Desarrollo Tecnológico e Innovación (ProInnóvate) cofinanciamos, a la fecha, 5,443 proyectos de innovación en el país.
  • Este desempeño favorable se observó, principalmente, en los sectores manufacturero, agropecuario, tecnologías de la información y comunicación, y salud, seguidos de las iniciativas de otros sectores como el pesquero y acuicultura, energía, comercio, construcción y vivienda, minero, transporte.
  • La actividad manufactura primaria crecería 1.6% en el 2022, favorecida por el incremento de la producción de metales preciosos y no ferrosos (6.4%); debido a la flexibilización de las medidas sanitarias que incidieron en el aumento de las capacidades operativas de las grandes empresas mineras.
scroll to top