Close

La digitalización es un factor clave en la automatización de las cobranzas

Nuevos sistemas imperan en el mercado peruano.

Por Víctor Lozano

Dentro del normal funcionamiento de una empresa, las cuentas por cobrar y las deudas de ciertos clientes se constituyen en factores que podrían poner en riesgo la estabilidad de la misma, especialmente cuando esta unidad productiva no cuenta con la experiencia ni el personal adecuado para manejar la gestión de cobranzas corporativas.

Es en este aspecto que las plataformas de recaudo cobran singular importancia porque se encargan precisamente de un adecuado y oportuno manejo de estas gestiones, lo que contribuye significativamente a la digitalización de la empresa.

De acuerdo con el estudio Análisis del futuro de la automatización en los procesos de cobranza, elaborado por la plataforma en gestión de servicios financieros Kashio, el 88% de compañías del rubro financiero y educativo considera que las plataformas de recaudo son indispensables en su proceso de transformación digital.

El 90% de los encuestados consideró que las plataformas de recaudo automatizan los procesos de cobranza a los clientes y usuarios, mientras que el 49% de ellos aseguró que reducen, en gran medida, la morosidad, por ejemplo, en pensiones educativas o cuotas de usuarios respecto a diversos servicios, de acuerdo con informe publicado en el Suplemento Económika del Diario El Peruano.

Optimización de tiempo

Para el CEO de Kashio, Antonio Rolando, estos primeros resultados se deben, principalmente, a que estos procesos disminuyen los tiempos administrativos dentro de la organización, mejoran la transparencia e incrementan la satisfacción de los usuarios.

“De esa manera, se logra alcanzar su felicidad financiera, es decir, la tranquilidad que cualquier persona busca alcanzar gracias a un manejo inteligente de sus finanzas”, refiere.

Además, sostiene el ejecutivo, el 80% de las organizaciones manifiesta que agiliza la comunicación con los clientes, logrando un contacto más cercano y personal.

“La tercerización de este tipo de servicios está evolucionando rápidamente y hemos podido conocer aquellas áreas de oportunidad que tienen las compañías, pero también los beneficios tangibles a los que acceden una vez que migran al servicio: optimización de tiempo, reducción de tareas administrativas y mejora en la experiencia al usuario, entre otros aspectos”, comenta Rolando.

Menores costos

Otro aspecto fundamental determinado por el estudio es el relacionado con el ahorro de costos. Este es un motivo importante para la adopción de una plataforma de gestión de servicios financieros.

Así, el 90% de los entrevistados manifestó que su uso disminuye las tareas operativas, es decir, se reduce el tiempo y recursos (horas-hombre) a los clientes y usuarios, ya que las empresas, mediante tecnología avanzada, tienen la oportunidad de ejercer un control adecuado sobre sus finanzas. Al ser consultados sobre si las plataformas de recaudo disminuyen los costos de cobranza, el 34% mencionó estar totalmente de acuerdo, el 42% está de acuerdo, el 18% dijo no estar de acuerdo ni en desacuerdo y solo el 6% mencionó su desacuerdo.

Sobre la seguridad para clientes y usuarios, el 55% dijo estar de acuerdo en que las plataformas son totalmente seguras, el 41% dijo estar de acuerdo y el 6% mencionó no estar ni a favor ni en contra.

“Hemos podido observar que tercerizar el sistema de recaudo refleja la satisfacción del 94% de encuestados, ya que hace más simples sus procesos, pero, sobre todo, se adapta a sus necesidades, que constantemente cambian y es una demanda que atendemos de forma permanente con innovación y proyección”, asevera el CEO de Kashio.

La morosidad en los pagos es también una situación recurrente en el ámbito educativo y financiero y que puede ocasionar problemas en el flujo de caja. “Aquí es donde la tecnología ayuda a sistematizar este proceso y contribuye a acortar la morosidad, tal como lo manifestó el 49% de la muestra”, apunta Rolando.

Tendencias

Las deudas pendientes son una constante en muchos usuarios de servicios que ocurren, en algunos casos, por falta de tiempo para ir al banco a pagar o simplemente olvidar fechas de pago.

Es allí donde los sistemas de recaudo hacen más fluida la comunicación entre las empresas y sus clientes. De acuerdo con el estudio, el 80% de los entrevistados mencionó que el uso de estos sistemas agiliza la comunicación con los clientes.

Además, estas plataformas permiten enviar alertas y notificaciones de próximos abonos y ofrecen más canales de pago, un aspecto valioso para los usuarios porque evita la morosidad, lo cual contribuye significativamente en su felicidad financiera.

Entre los atributos que más se valoran de estos sistemas se sitúan automatizar las cobranzas y conciliación bancaria, configuración o personalización de notificaciones, identificación de pagos recibidos, entre otros.

El futuro de los sistemas de recaudo estará marcado por la tecnología, la cual promoverá el aumento de los montos recaudados, fidelizará a los clientes mediante un sistema amigable y dará a la cobranza sistematizada mayor relevancia.

“Ese comportamiento impulsará la contratación de los outsourcings especializados en la gestión de cobros, haciendo indispensable un sistema de recaudo para la omnicanalidad abriendo nuevos nichos de recaudo en el interior del país y zonas rurales”, asegura Rolando.

De hecho, el informe de Kashio reveló que el 82% de las empresas calificó a su sistema de recaudo externo como eficiente y altamente eficiente, lo que se ve respaldado por el comportamiento de aquellas empresas que ya se encuentran delegando estas funciones a especialistas para dedicarse plenamente a su core business, confiando en que los resultados serán más que satisfactorios.

“La integración de tecnología agiliza los procesos financieros y ofrece ventajas para las empresas y los usuarios. Ese es el camino y la tendencia que hemos elegido”, puntualiza Rolando.

Mypes y cobranzas

Para muchas pequeñas y medianas empresas (pymes), la automatización en la gestión de cobranzas suele ser un costo que muchas no pueden asumir, por lo que siguen optando por métodos convencionales, con los riesgos que ello conlleva.

De acuerdo con estudios del Business US Bank, alrededor del 82% de los negocios fracasa por una mala gestión financiera en sus primeros años de existencia. Además, el 73% de las pymes no cuenta con un orden financiero que permita establecer un flujo de caja acorde con la operación.

Por esa razón, contar con un sistema de gestión financiera puede ser tan relevante como posicionar su emprendimiento fuera de este porcentaje de intentos fallidos e impulsar su negocio con proyecciones reales de crecimiento a largo plazo.

“Seguimos trabajando en la implementación de soluciones innovadoras para mejorar los procesos financieros, fortaleciendo el enfoque organizacional, optimizando su eficiencia y competitividad en el mercado”, refiere el CEO de Kashio.

Es importante ofrecer a los clientes diversos métodos de pago como tarjetas de créditos, de débito, agentes de bancos, Plin, Yape y transferencias por banca móvil. De hecho, este aspecto debe estar detallado en una de las políticas de cobranzas.

Datos

  • La importancia de la gestión de cobranzas corporativa radica en su capacidad para asegurar el flujo constante de ingresos y maximizar los recursos financieros de una empresa.
  • En un entorno cada vez más competitivo, contar con una estrategia efectiva de cobranzas se hace indispensable para garantizar la viabilidad y el crecimiento sostenible de cualquier organización.
  • En estos tiempos, un buen plan de cobranzas debe tener como aliada a la inteligencia artificial para hacer un seguimiento riguroso de los pagos pendientes, ofrecer soluciones flexibles de pago a los clientes de acuerdo con su situación, mantener una comunicación clara desde el primer instante y dominar estrategias de negociación.
  • Los hábitos de consumo y de pago de los clientes cambiaron debido a la tecnología; por lo tanto, las empresas deben incorporarla en sus procesos y métodos digitales.
scroll to top