Close

Pautas para el retorno de los niños a las clases presenciales

Pero ¿cuáles deben ser las pautas para que a los escolares les resulte menos difícil este regreso?

El retorno a la presencialidad en los colegios es un tema que genera no solo expectativas en los alumnos, sino en los padres que desean conocer a ciencia cierta cómo enfrentar esta nueva etapa que está lleno de retos para ellos y sus menores hijos.

Pero ¿cuáles deben ser las pautas para que a los escolares les resulte menos difícil este regreso?

Conversar con ellos. Explíqueles que regresarán paulatinamente a clases y que será divertido y seguro para ellos. Será importante transmitirles confianza, seguridad e ilusión.

Prepararlos para el autocuidado. Conversar con los niños con mucha serenidad sobre la manera de cuidarse: lavado de manos, uso de gel de manos, uso de la mascarilla, la importancia de mantener el distanciamiento social.




Afianzar los hábitos. Aquí nos referimos a los esperados para la edad: orden, obediencia, sinceridad y autonomía ya que durante el confinamiento los padres pueden haber relajado su exigencia. Estos hábitos serán muy útiles para el niño haciendo más fácil su organización y cumplimiento de normas.

Otra de las interrogantes de los padres es cuántas horas deben estudiar en esta nueva coyuntura, “los tiempos de trabajo deben ser manejados de forma flexible y graduada, alternando tanto actividades académicas virtuales como presenciales; atendiendo de forma prioritaria las necesidades de interacción social, recreación y psicomotricidad, que en el caso del alumno preescolar se han visto muchas veces limitadas por la pandemia”, señala Martha Moreno de Franco, directora de Formación del Reina del Mundo

Este retorno también tiene un componente de stress, por ello “los padres deben preparar a sus hijos para una convivencia segura, respetuosa y solidaria, explicándoles los cuidados que deben mantener por la seguridad de ellos y de los demás . Esto lo pueden hacer con conversaciones, dramatizaciones, cuentos o canciones, siempre con mucha serenidad para que los niños lo tomen con naturalidad. Los padres necesitan tener confianza en la escuela y en sus hijos”, refiere la educadora.

El temor de algunos niños es comprensible y por ello hay que escucharlos, sostenerlos y ayudarlos a gestionar sus emociones. “Es vital hablar con los niños sobre lo que piensan y sienten con respecto al regreso. Hay que ilusionarlos con la vuelta a la escuela”, concluye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Comments
scroll to top